Inicio Columnas SUTGCDMX: LA 12 Y SU CÓNCLAVE DE LOS “TRES CHIFLADOS”

SUTGCDMX: LA 12 Y SU CÓNCLAVE DE LOS “TRES CHIFLADOS”

3797
1
Los intereses vencieron las irreconciliables rencillas

*  Lo que parecía imposible ha sucedido en la Sección 12: los antes acérrimos enemigos, Martha Malagón y Héctor Carreón Garcés, ahora se unen buscando crear una corriente  “golpista” en contra del líder electo por el voto libre, directo y secreto de los trabajadores, Benigno Martínez Escalante; detrás de la supuesta defensa de los derechos de las bases se encumbren intereses personales pues a los ahora aliados, lo mismo que a Rogelio Sanabria, los persiguen sus antecedentes de corrupción por venta de plazas y comisiones sindicales. De forma grotesca quieren ostentar un liderazgo que no ganaron en las urnas

Por Guiuseppe Gatopardo

Especial para Expediente Ultra

Aunque científicamente no está comprobado que los trastornos mentales puedan contagiarse, seguramente que otros virus como el de la ambición desmedida sí son fácilmente trasmisibles, porque de otra manera no puede entenderse cómo es que la ex candidata a la Sección 12 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDMX), Martha Malagón, haya decidido unirse con su antes declarado archienemigo, Héctor Carreón Garcés, para pretender conformar un poder paralelo al del actual dirigente, Benigno Martínez Escalante, electo en las urnas con el voto libre, directo y secreto de los trabajadores.

Carreón muestra de nuevo el cobre al romper su pacto con Benigno Martínez

La tarde del pasado lunes 26 comenzaron a circular en las redes del Único, fotos y videos de algo que sencillamente parecía imposible de creerse a botepronto: juntos y de la mano, Martha Malagón y su inseparable pareja política, Rogelio Sanabria –gris ex líder de la 12–, pactaban una reconciliación a contra natura con el personaje que en el 2010 le puso un “cuatro” a la ex aspirante de la Planilla Azul, para sorprenderla recibiendo 60 mil pesos por la venta de una plaza.

La entonces funcionaria sindical de la 12 cayó en la trampa y tuvo que pasar varios meses en el Penal de Santa Martha Acatitla. Tal hecho, siempre lo pregonó la pareja sindical, fue obra de Héctor Carreón, quien un año después los desbancó de la dirigencia de la Rama Médica.

Quienes conocen de años a Sanabria (a) “El Santanero” y a Malagón, saben que su animadversión con Carreón Garcés, se acrecentó con los años  pues tras su derrota, el enfermizo “Batmancito”, apenas llegó al poder se dedicó a hacerles la vida de cuadros, sobre todo porque Sanabria dobleteaba como empleado de la Secretaría de Salud capitalina y trabajador del Seguro Social.

A principios del 2018, Sanabria y Malagón se sumaron a la aventura política del ex líder José Medel Ibarra y su Coalición de chisguete, acudiendo a las reuniones que se celebraban en las oficinas que Medel tiene por el rumbo del barrio de Santa Anita. Nos dicen algunos de los que salieron decepcionados del sueño guajiro, que Martha no se cansó de despotricar contra Carreón a quien no bajaba de loco y demente, corrupto y bandido.

ACUERDOS A ESPALDAS DE LOS TRABAJADORES

Y de hecho, en su reciente evento donde hicieron las pases con el abierto objetivo de llevarle las contras a Martínez Escalante, dirigente legalmente electo, tanto Martha como Carreón aceptaron que por ambición de uno e intransigencia de la otra, no se cuajó una alianza entre la Planilla Plata y la Azul, en el reciente proceso electoral. De este truculento y abortado acuerdo que se cocinaba a sus espaldas, apenas se están enterando los trabajadores de la 12.

¡Vaya honorabilidad y congruencia de la señora Martha¡

¿Pero qué hay detrás de esta aberrante alianza o qué intereses externos la motivan?

De entrada y conociendo la torcida personalidad de Héctor Carreón, se puede inferir que el “batmancito” todavía no digiere que su ciclo terminó y de manera enfermiza –que raya en una peligrosa patología mental–, insiste en ser él y solo él, quien protagonice los primeros planos de la Sección 12, cuando en los acuerdos aceptó que su padre, Marco Polo Carreón, ocupara la cartera de la Secretaría del Interior en la planilla de Benigno Martínez.

Martha Malagón le entra a la tómbola de las incongruencias

En su cónclave al que ya están bautizando los trabajadores del Único, como el encuentro de “Los Tres Chiflados”, se confirmó aquello de que “el pez por su propia boca muere”, pues Carreón está muy atento a las plazas que deberán entregarse a la Rama Médica.

¿Por qué tan denodado interés? Porque se comenta que entre sus cuentas pendientes con la justicia está el adeudo de por lo menos cien plazas que quedó a deber; delito por el cual están integradas en la Fiscalía Capitalina diversas carpetas de investigación en su contra. Uno de los tantos delitos que motivaron su suspensión por parte de la Contraloría Interna de la Secretaría de Salud y la negación de un amparo federal a su favor.

Seguramente Carreón pensaba que Benigno Martínez sería un líder a modo que haría lo que le ordenara, pues en su obtusa mente, cree que el nuevo líder de la 12 le debe el triunfo cuando, por el contrario, habérsele pegado como lapa en su campaña le restó votos al candidato de la Planilla Guinda. Porque solo los ingenuos o tontos, que ya son muy pocos, confían en este personaje que se enriqueció haciendo infinidad de negocios como la venta de plazas y comisiones sindicales.

CARREÓN LE QUEMABA INCIENSO A MONREAL

Ahora ha salido nuevamente con el cuento que entre las prioridades de su nuevo grupo político, producto de la suma de simpatizantes de la Planilla Azul y la Plata, están el apoyar la candidatura de la Jefa de Gobierno a la Presidencia de la República, Claudia Sheinbaum, lo mismo que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Sin descontar, en un por demás obsesivo y anticipado futurismo, buscar la candidatura en cuatro años de la Doce.

¿Pero de verdad Carreón es digno de confianza en eso de apoyar a la Jefa de Gobierno?

¡Cuidado en tal sentido¡  Y lo decimos porque apenas el año pasado en las elecciones intermedias del 2021, le quemaba incienso a Ricardo Monreal  –jurado enemigo de la doctora Sheinbaum–, al igual que al líder de la CATEM, Pedro Haces, cuando fue candidato a diputado local por el partido Fuerza por México, que para su desgracia ni siquiera alcanzó los votos suficientes para su registro.

Antes acérrimos enemigos, ahora aliados

En su discurso a los asistentes, en su mayoría seguidores de la Planilla Azul que en el pasado proceso quedó en tercer lugar, Carreón y Martha, hablaron de luchar por la unidad, pero el protagónico “Batmancito”, ya anunció que mandarán a hacer sus propias playeras que los identifique como “Grupo Carreonista y Malagonista”.

Con su propia agenda, ya lanzaron su amenaza al líder electo para que emita las convocatorias para elegir a los “delegados” de los hospitales y centros de trabajo de la 12. Es evidente que estos “golpistas” solo reconocen el liderazgo de Benigno Martínez de dientes para afuera, porque harán todo lo posible por dinamitar su gestión; incluso, están retando al actual Director de Fray Servando 77, Sergio Antonio López Montecino a quien acusan de congelar plazas, a las que, obvio, quieren hincarle el diente.

CHANTAJE Y GANGSTERISMO BARATOS

Y no hay vuelta de hoja: este chantaje político con tintes de gangsterismo sindical barato, debe ser sancionado tanto por las autoridades laborales y del GCDMX, como del Comité General y los Secretarios del Único, pues manda un pésimo mensaje a las bases y al resto de las secciones donde habrán de renovarse sus dirigencias, en el sentido de que puede valer más la ambición de un grupo de filibusteros que la democracia interna expresada en las urnas, con la voluntad mayoritaria de los trabajadores, a través de su voto libre, directo y secreto.

Si el trastornado “Batmancito” dice apoyar al Presidente y a la Jefa de Gobierno, debe comenzar por respetar lo contenido en la Reforma Laboral de la 4T, donde se establece como uno de sus fundamentos el respeto absoluto a la libre decisión de los trabajadores. No debe tolerarse, por ello, que un grupito de “iluminados” a los que todos conocen en la 12 como vendedores de plazas, comisiones y promotores de otros negocios ilícitos como la venta de discos piratas, quieran imponer sus intereses por encima de las bases.

En la pasada contienda donde los hoy aliados se dieron con todo, circularon pruebas contundentes de su oscuro pasado, como las fichas signaléticas de sus ingresos a los reclusorios, que ponen en tela de juicio sus precarias honestidades.

Y ahora que olvidan sus irreconciliables rencillas buscando desconocer el liderazgo de Benigno Martínez Escalante, no nos queda más que advertir a los agremiados de la Doce, que el trío de falsos redentores son, a final de cuentas, “coyotes de la misma loma”.

Nos leemos muy pronto aquí, EN LA ESQUINA DEL MOVIMIENTO.

1 Comentario

  1. es lamentable está alianza, el corrupto y loco del cárreon ya no haya a quien y como fregar.
    Martha va a perder más que ganar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here