• Tiemblan bolsas de valores, monedas, TLC y hasta la OTAN
  • Ya votaron 21 millones; favoritos demócratas en apuestas
  • Florida parece estar cambiando su voto a Trump por Clinton

Nueva York.- A 48 horas y contando, ya han votado en forma adelantada, conforme a la ley, 21 millones en Estados Unidos. Los demócratas llevan la ventaja, conforme a nota de The New York Times publicada hoy.

Respecto a Florida, que es clave, dan la victoria a Hillary. El último sondeo, dado a conocer ayer, indica que el estado del Sol Eterno, podría estar cambiando su preferencia de Trump hacia la ex Secretaria de Estado, conforme a encuestas a pie de urna y cara a cara, dijo una encuestadora.

Cuando la señora Clinton hablaba en el último mitin en el estado de Florida, con una de las más elevadas poblaciones de latinos, la encuestadora TargetSmart pronosticaba que ella ganaría Florida.

holoEse diagnóstico, privaría a Trump de cualquier ruta a la Casa Blanca y por el amplio margen de ocho puntos, 48 a 40%, explicaron expertos.

La encuesta en Florida, conducida por el College of William and Mary, usó solo una pequeña muestra de votantes. Estuvo dirigida a quienes ya habían votado bajo la ley de votación anticipada del estado, dijo la fuente.

Al parecer, Florida estaba cambiando

Un promedio previo de encuestas en Florida de RealClearPolitics había dado favorito a Donald por un punto en este estado, pero el sondeo de TargetSmart –posterior– sugiere que muchos electores republicanos habían cambiado de campo.

Aun así el magnate inmobiliario de 70 años de edad,  clamaba en un mitin suyo en Wisconsin que estaba adelante en todos los estados claves y citando una nueva encuesta nacional que lo situaba como líder: las encuestas de la cadena ABC y The Washington daban la victoria a Trump luego de que este martes 1 de noviembre una inesperada inyección de optimismo con un sondeo de la cadena ABC y el diario The Washington Post lo colocaron por delante de Clinton, por apenas un punto porcentual, una ventaja inferior al margen de error de 2,5%, pero que quizá reflejaría una nueva tendencia.

Más que la ventaja marginal de Trump, el sondeo ABC/WP puso en evidencia un desplome de Clinton.

Guerra de cifras

Según esta encuesta, el 53% de los electores de Trump se dice «muy entusiasmado» con su candidatura, contra apenas 43% entre los electores de Clinton.

Hace apenas una semana, ese «entusiasmo» entre los electores de Clinton era de 51%, de forma que el sondeo detectó un evidente enfriamiento entre sus seguidores.

Ofensiva final

Hillary Clinton lanzó una ofensiva electoral final el martes para asegurar Florida, estado clave para el sueño de Donald Trump de llegar a la Casa Blanca, mientras las encuestas mostraban que la carrera se estrecha.

Los republicanos habían estado alentados más temprano, por una encuesta nacional que mostraba a Trump con una leve ventaja en la intención de voto a nivel nacional, provocando escalofríos en los mercados estadounidenses.

Pero cuando la candidata demócrata de 69 años subía al escenario para un mitin el martes en la noche en Fort Lauderdale, su feroz retórica estaba respaldada por un nuevo sondeo entre electores que votaron anticipadamente y que mostraba que ella ganaría Florida.

«¡Bien, les diré que», expresó Clinton, cuya voz se quebró pero su tono era triunfante. «Donald Trump ha demostrado ser temperamentalmente inadecuado y no calificado para ser presidente de Estados Unidos».

Índice de pánico  en Asia

Tras cifras favorables a Trump el 1 de noviembre -luego modificadas a favor de Clinton- de inmediato, el mercado financiero estadounidense acusó el golpe y cerró con baja de 0,7%. En tanto el índice de volatilidad Vix (llamado el «índice del pánico») se disparó a su nivel más elevado desde que el Reino Unido decidió separarse de la Unión Europea, o el llamado Brexit.

«El mercado estima el costo de una probabilidad más reducida de una victoria de Clinton, pero aún no llegó al punto de estimar el costo de una victoria de Trump», explicó Karthik Sankaran, del Eurasia Group.

A pesar del sondeo, Trump y su equipo de campaña saben que para llegar a la Casa Blanca precisan vencer en por lo menos uno de los estados tradicionalmente demócratas, como los dos que visitó este martes, Pensilvania y Wisconsin.

«Nuestro plan para los impuestos incluye un recorte de 35% para las familias de clase media que tengan dos hijos. La clase media no ha sido respetada, eso se los puedo decir», afirmó Trump durante su acto en la localidad de King of Prussia, en Pensilvania.

En tanto, Clinton visitó nuevamente Miami, donde retomó la retórica agresiva de meses atrás dirigida contra Trump. En un acto en el condado de Dade, Clinton fue presentada por la venezolana-estadounidense Alicia Machado, ex Miss Universo, quien en el pasado fue llamada «cerdita» y «mucama» por Trump. «Ésta es nuestra elección, latinos», dijo Machado.

En su mensaje a los electores, Clinton se mofó de Trump y de su retórica sexista. «¿Podemos tomarnos un minuto para reflexionar sobre el absurdo de que Donald Trump encuentre fallas en una Miss Universo?», preguntó.

Para la exsecretaria de Estado, no obstante, la campaña ingresa en la última semana tal como comenzó en abril de 2015: bajo una nube de sospechas por utilizar un servidor privado de correo electrónico cuando dirigía la diplomacia estadounidense entre 2009 y 2013.

A 48 horas de la votación final, y contando, el mundo reza por que Hillary Clinton ataje al hombre que promete un muro en la frontera sur de su país con México; reformar el TLCAN, modificar tratados como el de la OTAN, sobre el que descansa la seguridad de “Occidente”, Japón y Corea del Sur, no sólo Europa y buena parte del mundo.

En México millones de hogares, encabezados por el Presidente Peña, su gabinete, los gobernadores y líderes de partidos y de opinión, mantienen un ojo al gato y el otro al garabato, ante la tensión  que provoca la incertidumbre sobre quien ocupará la Casa Blanca, como el poder más importante del planeta, con acceso al “botón nuclear”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here