Por: La Redacción
Especial de Expediente Ultra

De acuerdo a pesquisas iniciadas en todo el país por la Procuraduría General de la República (PGR), del racimo de corrupción de ex gobernadores priístas, los que se suman a la lista de “más buscados”, además del ex mandatario de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y del panista, Guillermo Padrés, de Sonora, se encuentran como asuntos y prioritarios,  los tamaulipecos, Tomás Yarrington Ruvalcaba, señalado por autoridades de Estados Unidos, como presunto cómplice de delitos de narcotráfico en Tamaulipas, y de su sucesor, Eugenio Hernández, cuestionado en su momento de haber operado en la elección presidencial del 2006, a favor de Felipe Calderón, por instrucciones de la hoy procesada, Elba Esther Gordillo.

Tercero en la lista de ex gobernadores que todo apunta, tendrán como fin de sus carreras políticas la cárcel, lo es el ex mandatario de Quintana Roo, Roberto Borge, quien trató de blindar en el Congreso Local sus cuantiosos desvíos, pero que de poco le servirá pues como muestran memorándums internos en poder de Expediente Ultra, las autoridades federales ya le siguen la pista.


img_20161021_163409

La PGR ya incautó propiedades de Javier Duarte de Ochoa en varias entidades como ha sucedido con un rancho en el municipio de Valle de Bravo, en el Estado de México; también a César Duarte Jáquez, ex mandatario de Chihuahua, investigaciones periodísticas han dado cuenta de su Rancho El Saucito, ubicado en la comunidad de Balleza, en la entidad norteña, donde además de construir una presa sin la autorización de la Conagua, ha despojado de sus tierras a gente humilde.

La lista de ex políticos que podrían ser procesados, crece y por lo menos otros tres ex gobernadores ya son rastreados por los policías federales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here