Barbosa, matraquero de AMLO

Barbosa, matraquero de AMLO

0
Compartir
Foto especial

*El legislador perredista: “pero no voy a votar por él”

*Aferrado a la millonada de ser coordinador negroamarillo 

*Se desfonda el PRD, ante éxodo del oportunismo rampante

*AMLO no puede probar sus ingresos lícitos: Calderón

*Sano el que Calderón ceda su pensión, dice Vicente Fox.

 

Joaquín Herrera

CD de Mx, febrero 28/2017 (agencia acento) El futurismo desborda cinismos, oportunismos y desvergüenzas: “pejistas” avergonzados o vergonzantes ayer, son ahora el orgullo moreno, al salir del closet.

Mientras el PRD termina por desfondarse, su coordinador en el senado, Miguel Barbosa, pide posada a AMLO, pero ruega quedarse en la benevolencia de millones en su escaño, donde ya no lo quieren al frente los amarillos.

En tanto, dos ex Presidentes, Felipe Calderón, acelera estrategias en pos de regresar a Los pinos, vía su esposa, Margarita Zavala y hasta renuncia –más vale tarde, dice- a su jugosa pensión, insignificancia para su posición- y dice que López Obrador no puede probar que vive de dinero lícito. En su caso, Vicente Fox dice que no tiene gallo (ni panista) al 18

Sorpresas tiene la vida

Las sorpresas siguen brotando aquí y allá. La deserción de perredistas que dejan el barco –ahora en picada- aunque acaba de ganar hace unos meses varias gubernaturas, en mancuerna con el PAN, ahora se supone el partido más disminuido para pelear.
Sin figuras el partido que hace un cuarto de siglo fundó Cuauhtémoc Cárdenas de la nada, para pelear contra su alma mater electoral, el PRI, sin éxito, esa fuerza se diluye, como el cardenismo.

De no recibir un tanque de oxígeno con una alianza y una candidatura presidencial qué pelear, la opción negroamarilla, se esfumará. Se sumará a la suerte de partidos pantalla que le dieron vida, como el PPS, el PARM y el PCRN en 1988.

En tanto, la esquina opuesta, la blanquiazul, ve a su mejor figura en acción, Josefina Vázquez Mota, buscando credibilidad para lograr votación mexiquense, después de meses de “ningunear” la postulación. Ahora, ella parece subida en su moto –como cuando era candidata presidencial en 2012- pero sin rumbo, en una entidad que hasta ahora descubrió como su tierra adoptiva.

Chepina lucha contra sus propios demonios, que incluyen una fortuna de 900 millones que se esfumó. No ha podido probar que fue un costal de esperanzas cumplidas entre paisanos en desgracia en EU, como se ve ahora.

Ese modo de enriquecerse socorriendo a pobres, como es su caso, si creemos en denuncias en ese sentido, perseguirá a Chepina. Apostarla a la desmemoria de la población, puede fallar.

Calderón y Fox, a la yugular de AMLO

En tanto, en la hoguera de pasiones –seguro que por salvar a México- orilla al ex Presidente Felipe Calderón y Vicente Fox, a colgarse de su asa favorita: írsele a la yugular de Andrés Manuel López Obrador.

Calderón comete el error de darle la razón al tabasqueño, el viejo lobo del oportunismo. Y el ex panista, a años de oír el clamor de López Obrador, renuncia a su jugosa pensión de ex Presidente.

En tanto, Fox, se muestra poco perspicaz. Vuelve a la carga de denostar al tabasqueño y a una pregunta dice que no tiene gallo para 2018 (es decir ¿ni un panista se merece ese honor?) y dice que solo está seguro de por quién no va a votar…AMLO.

PRD, primer derrotado por el futurismo

Por el lado de “las izquierdas” el ambiente es de carnaval en ánimo de luto: El PRD que se ufanó de una fuerza capaz de derrotar al PRI en 2016, aunque con alianzas “contra natura”, ahora parece la muñeca fea llorando en el rincón del olvido.

Con traiciones, menosprecios y oportunismos, aquí y allá, ve salir de sus filas a “figuras” que muestra que nunca fue amor verdadero lo que los unía.
Ese tsunami de desamor termina por desfondar al partido que soñó  con sustituir al omnipresente e invencible PRI, ahora con su propio calvario.

El coordinador negroamarillo en el Senado, Miguel Barbosa, ahora enfrentará la amargura. Y llorara como mujer como que creen sus críticos, no ha sabido manejar como hombre, al frente de los perredistas en la Cámara Alta.

Declarar amor a otro y jura que no hay intenciones de abandonar el nido, solo tantito.

Seguro que lo moreno de Morena, no se sonrojará. Pero AMLO si se azotará de risa de ver cómo sus otrora críticos, van desfilando en el féretro de la desvergüenza. Y es capaz, lo sabe Barbosa, de azotarlos con el látigo de su desprecio, aunque con una sonrisa y un abrazo para la foto.

El último caso del perredista –todo ejemplo de lealtad a principios, que no ambiciones electoreras- afirma que su apoyo al tabasqueño no es para asegurar un cargo político.

Claro, ni quien lo dude. AMLO no solo da cargos.  ”No estoy pensando en algo para mí, es un acto de congruencia”, dice el legislador y México comprueba la madera de sus políticos.

Paginas Web
Paginas Web
Paginas Web

SIN COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO