Inicio CDMX Edgar Elías hipotecó el TSJCDMX por 4MMDP ante el Banco Mundial

Edgar Elías hipotecó el TSJCDMX por 4MMDP ante el Banco Mundial

173
0
Compartir
Mancera pone precio a la justicia

 

*  El Tribunal de la simulación ahora pretende vender  un procedimiento oral adversarial, como si fuera la panacea para resolver la inseguridad y la delincuencia, disparada en brutal violencia dentro de la Ciudad Mancera

 

Por BLAS A. BUENDÍA Y JOSÉ LUIS AGUIRRE HUERTA *

Especial para Expediente Ultra

El pleno de togados reunidos en ceremonial litúrgico, de extrema solemnidad rendían alabanzas al defraudador más grande de la historia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad Mancera, Elías el tribuno quien rinde cuentas alegres de su administración por tres mil quinientos millones de pesos de desfalco, hizo entrega del mallete a su principal aleluyo Álvaro Augusto Pérez Juárez, después de haber favorecido a los magistrados, quienes detentan duras y fuertes sus manos por los aplausos que tributan a los poderosos, más nunca con el trabajo que desempeñan en sus salas tribunalicias, para eso tienen a sus secretarios y lacayos.

Los magistrados aplaudían durante cerca de 15 minutos a su patrón Elías, recientemente ungido como embajador de nuestro país mágico, frente a la Haya Holanda, para enderezar la defensa de posibles acusaciones que en la Corte Internacional pudiera enfrentar el raterazo veracruzano Javier Duarte de Ochoa, esos Magistrados, llenos de lisonjas para su jefe, ya habían hinchado sus bolsillos, con los favores y dádivas proporcionados de manera generosa por “El Padrino”.

Un total de 522 páginas de alabanzas y una foja extra de proyectos, presentó el nuevo Presidente del Tribunal de la Ciudad de México, un hombre de mediana estatura y trayectoria judicial, con las barbas de candado a ultranza de un gangster de Chicago, simplemente no ha podido abatir el rezago de la justicia lenta de hilo y aguja decimonónica de los juzgados civiles y familiares.

Las torres iluminadas por la presencia frontal del hemiciclo al indio de Guelatao, son dignas testigos de las filas interminables de justiciables quienes muy al estilo kafkiano no logran penetrar el acceso a sus derechos dentro de los expedientes con olor a tinta y demagogia.

Los Jueces familiares, caballos de batalla en las demandas alimentarias de los hijos del abandono, se encuentran al borde del colapso, sin capacidad de respuesta para atender el clamor popular de justicia urbana alimentarias para los huérfanos del abandono.

La demagogia retórica ha construido una justicia oral familiar de ditirambo y absurdo, al grado de lo inservible.

Los Jueces orales familiares han abordado el absurdo de la inutilidad, porque su propuesta se antoja para combatir el rezago de la justicia familiar, y no lo hacen bajo el paraguas protector de su “Padrino” Juan Luis González Alcántara-Carrancá y marionetista del segmento familiar, los ha mimado al grado de la irracionalidad y del absurdo, para consagrarles solo como jueces de jurisdicción voluntaria, sin facultades para dirimir controversias de Derecho Familiar, lo que permite seguir atiborrando de enorme tráfico a la colapsada justicia familiar de las torres del indio de Guelatao.

Se antoja racional que los juzgados de oralidad sean instrumentados para desahogar las controversias de ese orden y no así como una justicia de simulacro en los procedimientos de jurisdicción voluntaria, que además se encargan de hacerlos tortuosos y burocratizantes.

En otras entidades del país y en el Poder Judicial Federal, las notificaciones por internet son gratuitas de las resoluciones, autos y decretos a los justiciables con el objeto de favorecer y desahogar la movilidad, en los edificios tribunalicios.

En la Ciudad Mancera, se observa prácticamente imposible, que los tribunales, recién soltados de las manos de Elías el mercader, pudieran proporcionar el servicio gratuito en términos del artículo 17 constitucional de notificación cibernética, vía internet a los usuarios, simplemente este servicio con evidente fracaso, se cobra y se cobra caro, por la razón de pesos, en cuanto a que el tribuno Elías, lo hipotecó en cuatro mil millones de pesos al Banco Mundial, por medio del llamado “SICOR” (Sistema Integral para Consulta de Resoluciones).

En consecuencia, el pueblo es quien tiene que pagar ese modelo de expoliación operado por familiares de Don Elías.

El Tribunal de la simulación ahora pretende vender con bombo y platillo un procedimiento oral adversarial, como si fuera la panacea para resolver la problemática de la inseguridad y la delincuencia, disparada en brutal violencia dentro de la Ciudad Mancera, como en la especie aconteció en Tláhuac Connection (Contacto en Tláhuac), donde se pudo observar a la intervención de los Marines bien dirigidos e infiltrados por la inteligencia de la DEA americana, tal pareciera que nuestros policías federales y locales simplemente son “inservibles”, o van de la mano con los minimazados narcomenudistas, unos aprehendidos y otros muertos.

Esa justicia oral adversarial de disimulo, encargada de dar sepultura a la verdad histórica de los hechos dentro del procedimiento abreviado, en el que se privilegia la confesión del justiciable independientemente de su responsabilidad; o la falta de desfile probatorio en la fase intermedia del juicio oral, para con esto absolver al imputado, justicia farsa, inútil para “garantizar” a la ciudadanía, la paz y tranquilidad que merece la Ciudad de los Palacios.

Los Magistrados desde su alto asiento en sus salas de justicia con olor a Lopez & Morton, solamente están preocupados en sus manejos mercantiles de sentencias de promoción con oferta de realización; hubo quien fue señalado con el índice de fuego y denunciado por la litigante Mónica Hernández, de solicitar por medio de su amanuense Paulino Domínguez, la módica dadiva de 750,000.00 pesos  mexicanos, en intercambio de bienes y servicios por el dictado de una sentencia absolutoria de casación en una causa de Homicidio. El resultado: el amanuense emprendió temporal graciosa huida por el barbecho y ahora goza del premio de haber sido nombrado Juez de Procedimientos Orales Adversariales.

La incondicionalidad a grado de fidelidad perruna, tuvo su reconocimiento premial y por su parte, Enrique Sánchez, el jefe del amanuense sigue inmóvil, sereno e impasible en su función tribunalicia.

Presenciamos una justicia con sabor de engaño.

 

JOSÉ LUIS AGUIRRE HUERTA *

*  Abogado de Profesión