Inicio Exclusivas El jet papal, entró ya a espacio aéreo mexicano al anochecer

El jet papal, entró ya a espacio aéreo mexicano al anochecer

*Un primer encuentro con Peña Nieto y en privado, en el aeropuerto *Niños de Oaxaca le entregarán tierra de todas las regiones *Lista la alfombra roja; el Papa no pisará el suelo en hangar presidencial

607
0

(Segundo corte)

De la redacción // Fotos especiales

CD de México, 12 de febrero/16 (agencia acento) Ambiente de fiesta y cuidados extremos, atrapaban a todos en la capital mexicana, cuando se supo que el jet papal estaba cruzando el espacio aéreo de México sobre el Golfo de México, al caer la tarde de hoy.
El Presidente Enrique Peña Nieto, con su esposa, Angélica Rivera, encabezará la bienvenida de millones de mexicanos, junto al embajador papal en México y el del país en El Vaticano, así como el Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera y otros invitados.
Antes de pisar sobre la alfombra roja que se extiende desde el Hangar Presidencial hasta el sitio en que terminará el carretilleo del Jumbo jet de Alitalia que lo trae –el Papa Francisco no pisará el suelo- verá a los cuatro niños de Oaxaca que lo esperan a nombre de la niñez indígena mexicana.

Se trata de cuatro pequeños que le trajeron tierra de todas las regiones de su natal Oaxaca, como regalo en una urna decorada con lo mejor de las artesanías de ese trozo de México.

El grupo de invitados a la recepción, incluye al dirigente de Legionarios de Cristo, Benjamín Clariond.

Carisma comparable a Juan Pablo II

Algunos observadores creen que el obispo de Roma llegará a superar en popularidad a su antecesor, Juan Pablo II, como se está viendo.

Aquí miles cuentan los minutos para ver al viajero; otros tantos parecen contener la respiración, formándole vallas de seguridad, desde muchas horas antes del aterrizaje previsto para las 19.30 de esta tarde-noche (13.30 GMT).

El Santo Padre viste de blanco, de pies a cabeza; desde su simar o capa corta; su fascia (que lleva a la cintura) hasta el solio papal sobre su cabeza.
Calza sandalias que denotan su modestia.
Sobre su pecho cuelga una Cruz del Buen Pastor, forjada en hierro, con Jesús vivo, no en la cruz, como buen jesuita.  En el dedo anular, el heredero de San Pedro, luce el anillo papal, de plata, con una cruz en sobrerelieve.
El Papa Francisco ya se puso un sombrero charro blanco como su vestimenta, acorde a su vestimenta,  toda  ella llena de símbolos en el obispo de Roma.22

Jorge Bergoglio, de 78 años de edad, cumple casi medio siglo en el sacerdocio. Desde su asunción al solio papal, como solamente Francisco, este argentino ha sido una revolución dentro de la iglesia que ahora encabeza desde marzo de 2013  es una incógnita sobre lo que hablará en su visita.

33
Arriba, fieles llegados del extranjero, cuentan los minutos para ver al pontífice; abajo, una valla de policías capitalinos, sella alrededor del Aeropuerto, desde horas de la mañana.

Nadie cree que solo vaya a repartir bendiciones.

Desde su elección  revolucionó modos en la Iglesia católica: se desprendió de lujos tradicionales y se inclinó por la austeridad: rechazó –por ejemplo- vivir en el ostentoso departamento del pontificio para habitar la Casa Santa Marta, donde se alojan cardenales y obispos.

Mario Jorged Bergoglio, el Papa Francisco, Marcó la diferencia en el uso del lenguaje durante sus discursos. Ha salido tan sencillo, como directo y lejos de valerse de intermediarios.

Rompió con la modalidad de centrarse en el Evangelio y no tacha a la homosexualidad.
“¿Quién soy yo para juzgar a un gay?”, fue su expresión durante su reciente viaje a Brasil.

El llamado Padre de los pobres, ahora el Papa número 266 en dos mil años, él es el primero en adoptar el nombre de Francisco, en honor a Francisco de Asís, un comerciante que renunció a los bienes materiales para compartirlos con los pobres.

Como se ve, en la tercera visita de un Papa a México, esta avanza a una mayor apertura. Lejos de la separación del estado mexicano y El Vaticano, Papa Francisco, estará en Palacio Nacional, donde gobernó, vivió y murió Benito Juárez, en cuyo gobierno México y Roma vivieron una guerra.

Ahora, Bergoglio en su viaje a México agendó una reunión con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa, en La Habana, Cuba, es decir, un país que conquistó este Papa. Promovió la reconciliación de la Isla y Washington.

Con una bandera estas mujeres quieren hacerse ver al paso del Papa, en este retén de los muchos que mantienen a buena parte de la capital mexicana con el alma en un hilo a la espera del viajero
Con una bandera estas mujeres quieren hacerse ver al paso del Papa, en este retén de los muchos que mantienen a buena parte de la capital mexicana con el alma en un hilo a la espera del viajero

Por eso, escogió a Cuba como el sitio en que se hiciera este acto de reconciliación de dos fracciones de la iglesia que encabeza Francisco y que estuvo enemistada con la ortodoxa por mil años.

En Chiapas, el papa Francisco rendirá honores a Tatic o Samuel Ruiz, el obispo que encabezó una corriente que en su momento reprobó la Santa Sede.

El Papa, que están por ovacionar miles de mexicanos a su arribo en el noreste del Valle de México, para luego recorrer esta planicie rodeada de montañas en forma de una herradura que incluyen a sus dos custodios míticos el Popocatépetl y el Iztaccihuatl, que lucen coronados de nieve en esta temporada.

Primer dialogo Peña Nieto-Papa Francisco

Entre vallas humanas, el Obispo de Roma verá una hilera a sus flancos de gente aluzándole la senda que seguirá por 19 kilómetros – a no más de 20 kilómetros por hora en su papamóvil-  una vez que reciba los saludos del Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, la Primera Dama de México, Angélica Rivera, así como personal diplomático y algunos invitados especiales en el Aeropuerto Internacional de la capital mexicana.

La fruta papal terminará en la colonia Guadalupe Inn, donde se aloja la representación diplomática de la Santa Sede en México.

Para mañana espera al Papa la agenda más pesada de sus seis días de estadía en el país, con la visita al Zócalo: tendrá un segundo encuentro con el Presidente Peña en el edificio más importante del país, Palacio Nacional, el sitio ceremonial que simboliza al poder civil. Recorrerá algunos puntos históricos, como que fue antes el Palacio de Cortes y de su descendiente Martín Cortes, así como después de todos los birretes de medio milenio.

Asimismo, estará frente a don Benito Juárez que simboliza al poder de dos siglos, como la máxima figura política que se honra hoy. Y se espera que se repetirán escenarios como los que vivieron en su momento otros dos visitantes singulares: el Presidente John Kennedy (1962) y el general Charles De Gaulle, héroe de dos guerras mundiales, el frente de la V República en Francia (1964) en visita de estado.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here