Inicio Exclusivas El rostro oculto del temible candidato de Movimiento Ciudadano en Tepeapulco

El rostro oculto del temible candidato de Movimiento Ciudadano en Tepeapulco

146
0
Compartir

Iván Islas, no es lo que aparenta

 

Bajo el disfraz de “empresario modelo”, el aspirante a la alcaldía esconde a la gente los excesos en contra de los trabajadores de su empresa “Crea Diseño” y los fraudes y despojos cometidos con bienes de su familia, sin mencionar el provecho personal que ha obtenido con la organización del Festival de Globos de Papel de Hidalgo y la evasión de impuestos municipales

 

Por Antonio Ortigoza Vázquez / Enviado / Fotos Expediente Ultra, Facebook y Especiales

 

TEPEAPULCO, Hgo.- Mientras en su sitio web donde se promueve como candidato a la alcaldía de Tepeapulco por Movimiento Ciudadano, Iván Islas Quiroz, aparece sonriente y afable, saludando y abrazando a la gente, ofreciendo un municipio donde imperen la justicia, el respeto a la ley y el combate a la corrupción; del otro lado de la moneda, la contundente realidad muestra a un personaje que en su vida personal y empresarial ha hecho todo lo contrario a lo que pregona ante la ciudadanía, no importándole, en su enfermizo afán por enriquecerse de manera ilegítima, defraudar tanto a los autoridades como a su propia familia, pisoteando desde hace años los derechos laborales de los empleados que trabajan en su empresa ‘‘Crea Diseño’’, explotados a niveles de esclavitud bajo contratos leoninos de tres meses, sin prestaciones de ley como el Seguro Social, pago de horas extras, reparto de utilidades, vacaciones y aguinaldos.

Islas Quiroz, las apariencias engañan
Islas Quiroz, las apariencias engañan

El hombre que presume en su propaganda política a su empresa como modelo de eficiencia y calidad internacionales al haber obtenido el ISO 9001, en 2004, se guarda bien mostrar el lado oscuro con que la ha manejado a su interior como lo es el hecho de obligar a sus empleados a trabajar con sustancias y solventes tóxicos sin proveerlos ni de la capacitación ni de los equipos necesarios para evitar daños en su salud, amén de amenazarlos con el despido fulminante si se niegan a laborar hasta altas horas de la madrugada, sin una retribución extra, tal y como lo marca la Ley Federal del Trabajo.

De hecho, el ‘‘incólume’’ aspirante a la presidencia municipal, nada dice tampoco de las demandas laborales que enfrenta por malos tratos y arbitrarios despidos a sus ex empleados, ni de las secuelas en su salud que varios de ellos presentan y a los cuales, en un acto de barbarie y atropello a los más elementales derechos humanos, ni siquiera indemnizó.

Porque si de pisotear y atropellar la ley se trata, el candidato de Movimiento Ciudadano se pinta sólo, y no precisamente de color naranja. Veamos parte del lado oscuro por donde asoma el verdadero rostro de Iván Islas Quiroz, de acuerdo a la investigación periodística realizada por el enviado de Expediente Ultra.

“TOMO TU DEDO, ABUELITA…”

Si algún elector preguntara al abanderado de Movimiento Ciudadano cómo es que se hizo propietario del inmueble ubicado en Carlos Lazo No 57, Colonia El Pedregal, donde hoy se asienta ‘‘Crea Diseño’’, seguramente dirá que fue producto de la compra-venta a su abuela materna (q.e.p.d), Francisca Arce Meneses, allá por el año 2008. Esa versión, sin embargo, distará mucho de la que conoce el resto de su familia y que pinta de cuerpo entero a quien aspira gobernar Tepeapulco bajo una máscara de hombre honrado y de principios.

En la foto, la casa de la abuela Francisca.
En la foto, la casa de la abuela Francisca.

Afectada por un glaucoma, la octagenaria Francisca Arce, fue perdiendo paulatinamente la vista hasta quedar completamente ciega y sola; algunos de sus hijos, unos de manera más frecuente que otros, se turnaban para asistirla. Un día, y contra su costumbre, su hija María del Carmen Quiroz Arce –madre del hoy candidato de Movimiento Ciudadano–, fue por ella a su domicilio, distante del suyo apenas por unos metros, para consumar una infamia a favor de su hijo y a espaldas de su familia.

A diferencia de la letra de Cri-Cri, que en una de sus notas decía: …” Toma el llavero abuelita”, Iván Islas no tomó precisamente el llavero de la anciana, sino su dedo pulgar para que lo estampara en un contrato de compra-venta elaborado de manera ilegal avalado notarialmente, pasando por alto la avanzada edad de la indefensa vendedora y su estado de invidencia.

Pero no conforme con el alevoso despojo cometido a su abuela dos años antes de su muerte, Iván Islas y su madre, sacaron del inmueble, de su hogar de toda la vida a Doña Francisca para llevarla a un terreno ubicado a espaldas de Carlos Lazo en la calle de Fresnos, también propiedad de la anciana. Raudos y veloces tomaron posesión de la que fuera casa de toda la familia. Para ocultar la fechoría cometida dijeron a sus parientes que habían llevado a vivir a la ‘‘abuelita’’ a dos austeros cuartitos porque le “iban a remodelar la casa”.

El documento de su único pago al municipio
El documento de su único pago al municipio

Pero como al igual que las manzanas de Newton, no hay mentira que no caiga por su propio peso; y al ver que el tiempo pasaba y la ‘‘remodelación’’ se prolongaba los parientes comenzaron a hacer preguntas por lo que Iván y su progenitora salieron con la noticia de que Doña Francisca había vendido la casa a su nieto. ¿En cuánto y bajo qué condiciones? Nunca se supo y hasta la fecha en la familia Quiroz Arce, el resto de los ocho hijos de la finada y sus numerosos nietos se preguntan dónde y cuándo el ventajoso Iván depositó dinero alguno a su abuela.

Pero la ambición del abanderado de Movimiento Ciudadano no paró ahí. Si en vida abusó de la precaria salud de su abuela y de su invidencia, ya muerta menos respetó al testamento que la difunta legó a favor de una de sus hijas que realmente la procuró y atendió en vida: Isaura Quiroz Arce. Y por si alguien duda existe de lo que aquí asentado –obra en nuestro poder copia del testamento en cuestión debidamente notariado–, baste darse una vuelta por el domicilio en cuestión para enterarse que Iván Islas ya se apropió de la mitad del terreno heredado a su tía, sin siquiera estar mencionado en el testamento. Así de fácil le resulta a quien se pregona como paladín de la ley, torcerla y violarla a su antojo.

Familiares que pidieron el anonimato se preguntan y alertan: Sí Iván fue capaz de cometer tal despojo y cochupo ilegal en contra de su abuela y su familia, ¿qué le impedirá realizar cuanto despojo le venga en gana en Tepeapulco, si logra engañar a los votantes del municipio?

EVADE IMPUESTOS Y SE BIRLA EL RECORD GUINNESS

Relata henchido de orgullo el empresario mutado a redentor político que durante su efímero paso como presidente de la Asociación de Industriales de Ciudad Sahagún, concretó avances en favor de dicha organización y se jacta de haberle dado identidad cultural y unidad familiar a Tepeapulco al instituir el Festival Anual de Globos de Papel de Hidalgo, pero también oculta la verdad de su improductivo liderazgo pues los empresarios de la región nunca palparon la unificación, armonía y trabajo prometidos; tampoco sus socios vieron concretarse la inversión prometida en proyectos tecnológicos con apoyos a fondo perdido y que un gestor propuesto por Islas Quiroz les hizo creer, era un hecho consumado, siempre y cuando le dieran sus respectivos ‘‘anticipos’’.

Lo único que sí se fue a fondo perdido fue el dinero entregado por los empresarios timados por su entonces presidente, como también los recursos que recibió en caja al tomar posesión y que Iván dejó en ceros a su partida. Y ya ni qué hablar de la promesa de construir un edificio autosustentable de seis pisos para albergar a la sede de los empresarios de la región. Por ello, si de transparencia se trata en la persona de Iván, es pertinente remitirse al testimonio, sobre el particular, de los hombres de negocios de Ciudad Sahagún.

Festival sin record Guinness
Festival sin record Guinness

Otro de sus imaginarios logros del aspirante a alcalde es el Récord Guinness alcanzado con el festival de globos de papel; el asunto es que de acuerdo a los lineamientos establecidos por la empresa poseedora de tal mención internacional, no se tiene registro alguno de que el ‘‘chapucero’’ empresario y ahora candidato, haya siquiera pagado a la gente de la firma para que al menos analizara tal propuesta y viajara al municipio a ver las posibilidades para dar su aval y testimonio, de tal suerte que la marca mundial Guinness que tanto pregona, sólo existe en su imaginación y en sus cálculos para explotar el evento en beneficio propio, razón por la cual dejaron de participar en el mismo alumnos de escuelas de diversos colegios del municipio como los del CBTIS 59 y la Preparatoria Fray Toribio de Benavente.

Por si fuera poco, y en la lista de fechoría cometidas al amparo de su ‘‘doble lenguaje’’, Islas Quiroz pasa por alto que las autoridades municipales, a las que ahora critica buscando sumar puntos a su artificiosa imagen política, son las mismas a las que ha pedido apoyo –y se lo han dado sin restricciones–, para celebrar su festival de globos de Cantoya, y del que nunca ha rendido cuentas a pesar de pregonar que ha sido todo un éxito. Así se las gasta el redentor de la identidad cultural y familiar de Tepeapulco.

Hasta dónde se sabe, el abanderado de Movimiento Ciudadano nunca ha donado las ganancias a alguna obra altruista o sector marginado de la población de Tepeapulco. Todo ha ido a parar a sus bolsillos. Otra prueba de la “transparencia” del empresario modelo que, por cierto, sólo una vez ha pagado impuestos al municipio, cuando sacó su licencia de funcionamiento en 2012. Así, quien exige honestidad y combate la corrupción se pasó doce años sin cumplir con sus obligaciones para con el ayuntamiento pues según manifiesta en su página como candidato, abrió su empresa en el año 2000. Y, en el colmo de los abusos, desde hace cuatro años no ha revalidado tal licencia y por ende, debe impuestos a la alcaldía.

PATRÓN EXPLOTADOR Y DE MECHA CORTA

Diversos testimonios recopilados por este medio informativo no dejan lugar a dudas sobre la violenta personalidad de Iván Islas que como padrón deja mucho que desear en los asuntos del respeto a las leyes laborales y a la seguridad social. Lo mismo a hombres que a mujeres, el empresario del diseño y las artes gráficas ha utilizado un método autoritario y represor en contra de sus empleados que antes de ser contratados por tres meses, deben quedar a prueba por semanas enteras sin goce de sueldo; quienes se quedan, son obligados a firmar un contrato al que se les permite leer pero del cual nunca reciben copia y que ampara como máximo tres meses de trabajo y en el que el patrón queda exento de darles de alta en el Seguro Social. ‘‘Si no te parece, te corro’’, son las palabras favoritas que utiliza el dueño de ‘‘Crea Diseño’’ para intimidar a su personal.

¿No se mordió la lengua?
¿No se mordió la lengua?

Además, el empresario ‘‘modelo’’ y su firma comercial supuestamente operada bajo estándares internacionales no se caracteriza así por brindar una verdadera estabilidad laboral a sus trabajadores con las prestaciones que marca la ley, pues hay quienes llevan años laborando y firmando eternos contratos de ‘‘tres meses’’, con salarios que rara vez superan el mínimo, en ocasiones obligados a trabajar hasta altas horas de la madrugada sin el pago de horas extras.

Únicamente cuando Islas Quiroz ha firmado contratos con empresas realmente serias y profesionales como Bombardier que le han exigido tener dados de alta a sus empleados en el IMSS es cuando a asegurado a algunos de ellos, con el fin de guardar las apariencias, pero una vez concluidos sus contratos, los vuelve a dar de baja. Los empleados de ‘‘Crea Diseño’’ no saben lo que son vacaciones, reparto de utilidades y muchos menos un aguinaldo.

Y ni que decir de las enfermedades de trabajo que empleados como algunos de los fotograbadores que han contraído por desempeñar su función sin los equipos de seguridad necesarios para el manejo de sustancias altamente tóxicas como ácido clorhídrico, sosa caústica, percloruro y otros solventes.

Según denunciaron a este medio algunos de sus colaboradores y de quienes tenemos los testimonios, pero que, dada la agresividad de Islas Quiroz, solicitaron el anonimato. Entre los casos más emblemáticos está el de quien tras laborar por más de una década fue despedido sin indemnización alguna, pese a haber tenido serios problemas de salud como la ocasión en que por falta del uso de guantes adecuados para manejar los solventes se le puso una mano negra y haber contraído, al paso del tiempo, problemas respiratorios ya que su patrón se negaba a proporcionarle una mascarilla necesaria para laborar con sustancias tóxicas en espacios cerrados.

Con un sueldo de dos mil pesos mensuales, el trabajador de Iván Islas debió destinar para su tratamiento en una clínica particular casi la totalidad de su sueldo pues el hoy candidato se negó a costear su atención médica. Este colaborador, como otros trabajadores fueron además testigos del manejo irresponsable que su patrón hacía de los desechos tóxicos; centenas de litros de sustancias altamente contaminantes eran arrojadas lo mismo al drenaje que al basurero municipal. Y vaya paradoja, pues ahora el aspirante a la alcaldía se pronuncia a favor de proteger los ecosistemas de la región cuando por años se dedicó a contaminar el subsuelo con el manejo irresponsable de los residuos de su empresa.

También despedidos por el violento y rencoroso empresario de ‘‘mecha corta’’ –como lo definen sus ex trabajadores–, sin indemnización alguna se mencionan casos de quien era obligado a desempeñar todo tipo de tareas, entre ellas las de un fotograbador, sin la capacitación necesaria para desempeñar tal puesto, caso similar ocurrió con dos personas más quienes decidieron llevar su inconformidad a los tribunales laborales.

Esta faceta de patrón explotador, es la que busca esconder a toda costa el ahora abanderado de Movimiento Ciudadano pues ya podrán imaginarse los empleados municipales lo que les espera con un personaje de tales características.

VIOLANDO LA LEY ELECTORAL

Pero Iván Islas también se ha pasado –como señala el lenguaje coloquial– por el arco del triunfo a las leyes electorales, razón por la cual el Partido Acción Nacional (PAN), interpuso ante el Consejo General del Instituto Estatal Electoral de Hidalgo una denuncia en su contra por usurpación de funciones a una candidatura que apenas el pasado 19 de mayo fue validada por el IEEH.

Sus promocionarles en internet, pruebas en su contra
Sus promocionarles en internet, pruebas en su contra

Como quedó constancia, el 26 de abril pasado, Movimiento Ciudadano presentó y ratificó ante el Instituto Electoral una solicitud de declinación de su hasta entonces candidata a la alcaldía de Tepeapulco, Rosa Mariana López García, para que su lugar fuera ocupado por el enlistado a síndico, Iván Islas Quiroz. El Pleno Consejo General del IEEH, aprobó los cambios el pasado 19 de mayo, por lo que ningún aspirante a candidato podía hacer campaña hasta en tanto no recibiera la aprobación del órgano electoral, situación que olímpicamente fue ignorada por el abanderado de Movimiento Ciudadano y de cuyo ilegal proceder hay abundantes pruebas.

Una de ellas es el video publicado en You Tube el primero de mayo pasado bajo el título: IVAN ISLAS, candidato a Presidente Municipal de Tepapulco, donde para poner una raya más al percudido tigre, el adicto a violar cuanta ley le ponen enfrente, señala: ‘‘Necesitamos cambiar a estas autoridades que son corruptas’’.

En sus por demás justificados argumentos ante el órgano electoral, Acción Nacional denuncia: ‘‘Las acciones cometidas por Islas Quiroz son violatorias del marco legal vigente que sanciona la realización de actos de campaña anticipada, toda vez que el mencionado candidato no contaba con el aval del IEEH’’. Y en su petición de respetar el piso parejo, estableció: ‘‘Cabe recordar que cuando a Acción Nacional le fueron retiradas 45 candidaturas y posteriormente restituidas, durante el periodo de suspensión no realizó ningún acto de campaña, ni pinta de bardas ni colocación de mantas’’.

Violó las leyes electorales
Violó las leyes electorales

La petición de respeto a las leyes electorales interpuesta por el PAN, deberá ser analizada por el Tribunal Electoral de Hidalgo (TEH), que podría imponer desde una sanción económica hasta la cancelación de la candidatura a un personaje que, como se ha descrito, está acostumbrado a pisotear la ley, aunque ahora busque ocultar a la sociedad de Tepeapulco el lado oscuro de su verdadera personalidad y desmedida ambición, tras el disfraz del empresario modelo y un ciudadano ejemplar.