Inicio Columnas Maestros desafiantes y voraces cumplen amenazas

Maestros desafiantes y voraces cumplen amenazas

*A pesar de que se suspenden evaluaciones, CNTE ataca *Atentados, asesinatos e incendios en ocho estados. *En el DF, Mancera ofrece la otra mejilla, con diálogos

454
0

México, DF, 2 de junio de 2015 (agencia acento) Ante indignación nacional por suspender evaluación a maestros, la CNTE ataca: seudomaestros lo anunciaron por meses y las amenazas cumplidas de sabotajes, se traducen hoy en bombas molotov, asesinatos y atentados en ocho estados. Y no generaron reacción en el gobierno estatal ni el federal: el INE reporta ataques a sus instalaciones en Oaxaca, Puebla, Veracruz y Guerrero.

En el DF, desoyen al Jefe de Gobierno y se plantan en el Zócalo con tiendas de campaña, hileras de autobuses, que cuestan un dineral y nadie se explica de donde sale el dinero.

En Oaxaca seudomaestros toman 11 juntas distritales; hacen destrozos en la capital y el Istmo y no hay un solo detenido. El gobierno estatal, pasmado, escurridizo, ciego, sordo y mudo. Gabino Cué lanza un llamado a los “maestros” para que no se porten mal y permanece oculto. No hay operativo alguno para cuidar instalaciones del INE y otras, en riesgo.

La CNTE anuncia lo que ya no es noticia: que está en paro de labores como parte del boicot en el territorio oaxaqueño. Y en respuesta, la SEP ordena pagarles sus sueldos completos y suspende el plan de evaluarlos y ni así paran las agresiones.

En tanto, el Presidente celebra el Día de la Marina, más bien cerca de la frontera norte –en Ensenada, Baja California- y elogia a esta parte de las fuerzas armadas por su entrega a “mantener la paz”.

En Oaxaca, la Junta Local Ejecutiva Electoral que en Huautla fueron quemadas 6 mil boletas y 19 mil en San Dionisio del Mar, además de mobiliarios y documentación. Por lo pronto, ya se reimprimen las boletas, dijo la fuente.

En Puebla, hubo destrozos a instalaciones del Instituto Nacional Electoral, INE, a la Re de Transporte Urbano y la Secretaría de Economía, incluso con bombas molotov o explosivos caseros.

En Jalapa, Veracruz, bombas molotov afectaron a instalaciones de Sedesol lanzadas por una decena de encapuchados, que nadie detuvo. Consumieron mobiliario y documentos.

En Peto, Yucatán, una marcha de panistas en campaña, fue atacada por “grupos de choque”, según el partido blanquiazul y “una pandilla” según el gobierno estatal. Hubo respuesta y murieron  dos personas.

En Chiapas, amenazan a instalaciones de Pemex.

En  Michoacán, sufrió un atentado el dirigente del Partido

Encuentro Social, PES, en la carretera Morelia Quiroga.

En Guerrero, hubo quema de boletas electorales, en Tlapa.