Inicio Columnas MÉXICO, NATALIDAD Y DESARROLLO

MÉXICO, NATALIDAD Y DESARROLLO

217
0

*El nuestro, es uno de los países más poblados del planeta. A pesar de que frente a los “gigantes demográficos” o “países-continente”, nuestras cifras palidecen aparentemente, al iniciar la tercera década del siglo XXI podemos considerarnos como el décimo país más poblado de la tierra.

Por Saúl Arellano/  @saularellano Investigador del PUED-UNAM

El asunto no es menor. Habrá que esperar los resultados oficiales del Censo 2020, pero desde ahora puede pensarse que estamos ya muy cerca de tener alrededor de 130 millones de personas habitando en nuestro territorio, lo cual nos ubica como el tercer país más poblado del continente americano, sólo por debajo de los Estados Unidos de América y de Brasil.

Al respecto, lo datos sobre natalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), actualizados al 2019, muestran que entre los años 2010 y 2019 en México han nacido alrededor de 23.8 millones de niñas y niños, es decir, un promedio anual de 2.38 millones cada año.

Se trata de una cantidad inmensa, sobre todo si se compara con las poblaciones totales de otros países de nuestra región. Así, para dimensionarlo, basta con mencionar que, en el año 2018, en Venezuela había 30.6 millones de habitantes; Chile, 18 millones; en Ecuador y Guatemala, alrededor de 16.2 millones en cada uno de ellos; en Cuba 11.2 millones y en Haití, 10.9 millones.

Como se observa, en sólo una década, han nacido más niñas y niños en México, que la totalidad sumada de las poblaciones de Cuba y de Haití en el Caribe, o que aproximadamente la suma de la población de Guatemala, Costa Rica y Uruguay.

Hay quienes afirman que, al no haber descendido la tasa de natalidad, con la velocidad que se esperaba, le ha dado a México la oportunidad de aplazar su proceso de envejecimiento y ralentizar relativamente la transición demográfica, con también el consecuente retraso de la reducción de la tasa de dependencia,

Sin embargo, siendo relativamente cierto, hay que apuntar que esto en todo caso se da a costa y con los mayores costos para las mujeres, pues estas tendencias demográficas no podrían explicarse si no se considera que son resultado de un incumplimiento generalizado de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, particularmente de aquellas más jóvenes.

Al respecto es indispensable señalar que precisamente en el año 2019, hubo 316,546 nacimientos de niñas y niños cuyas madres tenían menos de 19 años al momento del parto; y que, a lo largo de la década señalada, la cifra asciende a 3.86 millones de niñas y niños hijos de madres muy jóvenes o incluso adolescentes y niñas. Al respecto, para dar dimensión una vez más de esta magnitud, basta decir que en México ha habido en los últimos 10 años, tantos embarazos adolescentes como población total hay en Panamá.

Comprender de qué se trata el desarrollo de un país nunca podrá desvincularse de la comprensión de las tendencias demográficas. Por ejemplo, si la caída de la economía esperada es de -10.2% para el 2020, el impacto en términos del PIB per capita es mayúsculo, si se considera que esta contracción se da frente a una población en crecimiento.

En términos ecológicos y de seguridad alimentaria, estas tasas también implican una reflexión mayor, pues exigen reflexionar y decidir cómo vamos a hacer para reducir nuestra huella ambiental; amén de las necesarias políticas de crecimiento económico a fin de generar los empleos dignos que se requieren y seguirán demandándose en los próximos años para incorporar al mundo laboral a estas nuevas generaciones.

Ante los efectos de la crisis, las magnitudes de la pobreza igualmente serán mayores. Así, por ejemplo, en el 2018 se estimó que el 41.9% de la población se encontraba en pobreza multidimensional, y que ese porcentaje representaba a 52.4 millones de personas. Si en el 2020 la pobreza multidimensional crece cinco puntos porcentuales (en un escenario sumamente conservador), se llegaría al 46.9% de la población del país, que en números absolutos representaría a 60.5 millones de personas en pobreza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here