Inicio Columnas MORENA: NO MOLESTAR NI CON EL “PÉTALO” DE UN COMENTARIO A...

MORENA: NO MOLESTAR NI CON EL “PÉTALO” DE UN COMENTARIO A CANDIDATOS

662
0
Foto especial

*  Sus diputados en Hidalgo, buscaban  aprobar una iniciativa que sancionara a los medios y comunicadores que atenten contra el “honor y el prestigio” de precandidatos, candidatos y hasta dirigentes de partidos políticos

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Especial de Expediente Ultra

Lo que se suponía de arranque como una “novatada” a la inexperiencia legislativa de los morenos, está resultando una peligrosa estrategia que atenta contra el derecho de los ciudadanos a estar bien informados y una verdadera picota a la libertad de expresión, pero aún más: se hace extensiva en otros congresos del país al menoscabo del derecho de los ciudadanos a disentir.

En el caso particular de Hidalgo, se trata de una más de las iniciativas de los diputados locales de Morena, que pretendían sancionar a aquellos medios y comunicadores que atenten contra “el honor y el prestigio” de los candidatos, precandidatos y hasta dirigentes de los partidos políticos.

Al entender de los morenistas, se deberá colocar en un altar, cual deidades inmaculadas, a los políticos que anden en campaña y aspiren a un cargo público. Nada de hablar mal de nadie y menos, obvio, si se trata de los candidatos del partido en el poder federal.

No bastaron los dislates pasados de cobrar multas a los ciudadanos que no voten, pero el asunto no es casual y ¡cuidado¡, apunta a ir fraguar de forma paulatina una encubierta dictadura con tintes demócratas.

En Tabasco, nada menos la tierra del presidente donde denunció hace tres décadas la represión oficial a su persona, ahora se aprueba una ley para llevar a prisión a aquellos que protesten y entorpezcan la realización de obras públicas.

Por supuesto, se trata que nada perturbe la construcción de la Refinería de Dos Bocas, y no dudemos que tal situación se extienda a los estados sureños por donde pasará el Tren Maya.

Las casualidades en política no existen y acaba de trascender que el agregado de dos a cinco años en la gubernatura de Javier Bonilla, en Baja California, se fraguó en las propias oficinas de Bucareli, como un experimento para medir en el ánimo social una anticipada reelección con tintes de “extensión de periodo”.

De esta manera lo que se suponía de entrada como una serie de disparates y ocurrencias son una alarmante estrategia echar a andar un andamiaje legislativo que someta no solo a los medios sino a la ciudadanía en general a los designios de un proyecto político que busca perpetuarse por varias décadas.

Y para ello necesita cambios a las leyes que fabriquen una apariencia de legalidad. Hidalgo como Baja California, puede ser uno más de los laboratorios políticos para experimentar en este sentido.

De verdad es grave lo que sucede con Ricardo Baptista y su bancada, si es que se está prestando a ser “conejillos de indias” de la 4T, pero más preocupante resultaría el enterarnos que lo hacen por cuenta propia, porque entonces sí, hablaríamos de que las leyes en Hidalgo las estarían elaborando un grupo de pollinos que no conocen ni la “O” por lo redondo.

Desde su llegada han buscado atentar contra la labor de los comunicadores pero además, han sacado del recinto legislativo sus agresiones  para instalarlas a mitad del arroyo como sucedió el día de ayer cuando la diputada Corina Martínez García, tuvo un accidente de tránsito donde su camioneta Kicks de modelo reciente, con placas de circulación HJZ-701-B, volcó en una de las avenidas de Pachuca.

Como lo registró un video subido a las redes sociales, un patán con ínfulas de guarura, se dio a la tarea de obstaculizar la labor de los reporteros de TV Azteca ¿Quién facultó a este gañan a atentar contra la libertad de expresión? ¿Sabe acaso de que es un derecho consagrado en la Constitución? Dudamos que este sujeto haya no leído, o siquiera hojeado la Carta Magna.

En este contexto de “experimentos”, excesos y banalidades, es acertado lo comentado en redes por la diputada local del PRI, María Luisa Perusquía, quien señaló: Expuse mi inconformidad ante el nulo rigor con que se siguió el proceso legislativo para presentar la iniciativa que Reforma la Ley Electoral. No podemos tolerar que en el @CongresoHidalgo, donde legislamos para la sociedad, se atropellen los reglamentos por capricho o ineptitud”.

La legisladora se refirió al cambio de señales que de última hora tuvieron los morenos para pensarla dos veces en sus modificaciones a la controvertida iniciativa, pues además pretendían que fuera el Instituto Electoral de Hidalgo, quien les hiciera la chamba sucia, atentando de esta manera contra la autonomía del organismo.

Malas señales lo que acontece con los morenos hidalguenses del Congreso Local. Y debemos remachar en la razonable duda: ¿Están actuando por cuenta propia o les están marcando línea?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here