Inicio País Multitudinaria despedida al Papa en la capital, rumbo a Juárez

Multitudinaria despedida al Papa en la capital, rumbo a Juárez

*En Cuba no tocó derechos humanos, aquí no politizó el caso “los 43”. *Rogó ante la Guadalupana por su salud, como Kennedy y De Gaulle *Va a enfrentar al Tío Sam y su muro de la ignominia, como el de Berlín

525
0

Joaquín Herrera

CD de México, 17 de febrero/16 (agencia acento)  La era de Francisco, que marca la visita papal, es un hito para México. El hombre que ahora va a confrontar al Tío Sam, y su Muro de la Ignominia, sembró y constató el nacimiento de otro estilo entre la Iglesia y sus feligreses, pero también con el mundo ajeno al catolicismo.
Tras un periplo que significó cinco  millones de seres reunidos para escucharlo en la capital mexicana y la vecina Ecatepec, así como Chiapas y Michoacán, el Papa arrancó exclamaciones de “No te vayas”, “vuelve pronto” entre vallas humanas formadas horas antes de su salida hacia al aeropuerto de la Ciudad de México.
Ni comecuras ni la inquisición que quemaron en la hoguera a opuestos o ajenos a su fe. El Vaticano y el estado laico en México dejaron lejos las confrontaciones que marcaron a ambos bandos por siglos y eso se palpó en una jira sin precedentes, en ese tenor.
La visita papal que por cierto deja una derrama de mil millones de pesos solo a la capital mexicana, en visitantes y movimiento de la economía – hoy se alejaba de la capital mexicana.

Hoy enfilaba Francisco, entre una muchedumbre prolongada en 19 kilómetros de vallas de doble fila. Mayor a la de sui arribo, la muchedumbre se desgañitaba para despedirlo con letreros de “regresa pronto” y “no nos olvides”, Francisco va rumbo a Juárez.
Al hombre que vitorearon cientos de miles en vallas de voluntarios  y concentración multicolores, dejó a dos bandos distantes, hoy de la mano, como nunca. Quizá recupere para su iglesia los millones de feligreses que esta ha perdido en las última décadas y motivo de su peregrinar en el mundo.
Estuvo en Palacio Nacional –desde donde Benito Juárez separó lo del César y lo de Dios, es decir, quitó de las manos del clero la riqueza que significaban la mitad de bienes inmuebles del país- y luego en la Catedral Metropolitana. Esta aloja los restos del consumador de la independencia Agustín de Iturbide- donde los virreyes y gobernantes del México independiente acudían a compartir su autoridad en ceremonias fastuosas- y luego fue a la Basílica de Guadalupe.

El guadalupanismo –como lo dijo el propio Papa- fue lo que dio origen en la cohesión al México independiente. Todos los presidentes han tenido una especie de cordón umbilical que toca a la Virgen de Guadalupe, con actos públicos o privados:

Desde que el primer Presidente, José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, se autoproclamó Guadalupe Victoria, todos los mandatarios aquí tuvieron qué ver con la Guadalupana hasta nuestros días. Pero hoy,  ya no es motivo de escándalo.

Se va Francisco, recargado de pila
Rostro feliz, recargado de pila, el Papa se fue al aeropuerto, tras de soportar arañazos, jaloneos e incluso, escenas como la que le exprimieron los ojos hasta la lágrimas; o como la de Morelia en que voces a coro contaron del1 al 43, en alusión a los desaparecidos; en jornadas de hasta 14 horas durante los cinco días hasta hoy, pero el Papa “aguantó vara”, como diría Fox.
Antes y después de su visita anuncia y pospuesta la política  buscó sacarle raja: en el Congreso hubo pleitos por agendar fecha para que repitiera la escena de Washington.
Hubo un madrugador, Andrés Manuel López Obrador, que fue a ver al Papa a Roma.
Ahora en su despedida el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel, así como la canciller, Claudia Ruiz Massieu no perdieron la oportunidad de la gloria de una foto al lado del pontífice  ya en la escalerilla del avión que lo llevaría a Juárez.

Quizá muy pocos lograron contrarrestar la madrugada que les dio Andrés Manuel porque no solo se tomó la foto de la historia, sino que ya figura entre sus “spots” ¡Obvio!

 

Rogó por salud ente La Morenita

 

El papa deja en la capital, en especial La Basílica de Guadalupe, huella que no igualó a Juan Pablo II, el primer vicario de Cristo aquí.
En secreto “dialogó” con La Morenita, como algún día lo hicieron Kennedy o De Gaulle, enfermos como estaban. El Santo Padre, como su antecesor, Juan Pablo II, vinieron también a rogar por su salud.
Francisco tiene una falla pulmonar, que le ha hecho efecto en  la ciudad a 2 mil 240 metros del nivel del mar. Jorge Mario Bergoglio, hay que recordarlo, siempre vivió cerca del nivel del mar, en su natal Buenos Aires y ahora en Roma.

Como Kennedy y De Gaulle, su salud es secreto de estado y al parecer ha habido excesos con jornadas de 12 a 14 horas en cada uno de sus cinco días aquí.

Francisco ha dicho que su papado –teme-será corto y es muy notorio que entre broma y serio, se despide pidiendo “No se olviden de rezar por mí”.
Francisco tendrá en la frontera norte ocasión  para sí desafiar al “imperio” y el nuevo Muro de Berlín, como el que otro Papa, Juan Pablo II, tiró, junto con  la Cortina de Hierro y todo un mundo de dictaduras comparables a la tiranía de Hitler.

En Juárez el Papa no solo abogará los migrantes, ante un país que se formó así, con fugitivos de mundos en conflicto –sean desde los “expulsados” de Europa para formar el nuevo mundo, sea de las dos guerras mundiales- como hoy en le Medio Oriente en especial.

El Papa tendrá el valor de plantarse en el “muro” que separa a dos aliados en el TLC, pero distantes por la historia, aunque más por el virus racista que persigue al vecino del norte. Allí, donde la policía tiene permiso para cazar niños de 17 disparos o pobres diablos de todo el mundo, pero en especial los indocumentados, más si son negros o mexicanos.

El Papa no quiso politizar    
Ciertamente, al Papa se le ve partir de la capital, dejando un vacío: no les dio gusto a quienes han querido sacarle raja provocando declaraciones tronantes que beneficien a sus candidatos en estas elecciones de 12 gubernaturas.

Por eso no quiso hacerle el caldo gordo a los oportunistas de siempre en el caso de la desaparición de 43 jóvenes. Como se sabe, al parecer fueron cooptados –como tantos en la misma normal de Ayotzinapa, Guerrero- y desaparecidos por el narco.
El Sumo Pontífice no se prestó a golpear  con esa versión sesgada que oculta a los responsables aparentes como el gobernador a Ángel Heladio Aguirre y alcalde, José Luis Abarca y  su esposa, María de los Ángeles Pineda (esta pariente de líderes narcos) autores del secuestro y desaparición.

Entre muchos sectores dan por sentada la mentira de que el de “Los 43” fue un crimen de estado.
En etapa electoral sería música para los oídos de AMLO, que apadrinó la elección de los mencionados políticos en Guerrero y que les costó a uno, caer desde la gubernatura y a su partido, perderla en las siguientes elecciones, así como la prisión al ex alcalde y esposa.
Despegó a Francisco para enfrentar al Tío Sam y su muro

 

El papa Francisco finalmente abordó el jet que tiene las características del que estreno recientemente el Presidente Peña, y que AMLO dice que es mejor que el que usa Obama -sí, como no; -Washington fue timado?- y lo trasladó a Ciudad Juárez, Chihuahua, su última escala en la visita pastoral en nuestro país.

Por cierto, también se buscará sacarle raja electoral, donde se elige gobernador dentro de poco más de cien días.

Luego de la emotiva despedida al ritmo del mariachi en la Nunciatura Apostólica, el Papa se trasladó hacia el AICM, primero en el papamóvil y posteriormente se cambió al Fiat 500.

En punto de las 8:25 horas el Sumo Pontífice llegó al Hangar Presidencial, donde fue recibido por un mariachi que interpretó canciones mexicanas.

Ahí también lo esperaba la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, así como el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, quienes lo despidieron y lo acompañaron al avión que lo traslada a Ciudad Juárez, Chihuahua.

Se calcula que alrededor de mil personas llegaron desde muy temprano a los alrededores del aeropuerto para dar el último adiós al Papa.
A las 8:38 horas, Francisco abordó la aeronave rumbo a Ciudad Juárez.
 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here