Inicio Columnas Puebla: parejos PRI y PAN, con sus alianzas; PRD, fiel de la...

Puebla: parejos PRI y PAN, con sus alianzas; PRD, fiel de la balanza

Blanca Alcalá (PRI) y el fuego amigo, podría levantar contra Gali (PAN) Rafael Moreno Valle, sudará por la sucesión estatal y federal; junio clave

683
0
Foto especial. Blanca Alcalá

Handicap

Joaquín Herrera

Cd de México 25 de feb/06 (agencia acento)

En 2010, Rafael Moreno Valle ganó la gubernatura con la coalición “Compromiso por Puebla”, integrada por
PAN-PRD- Convergencia y Panal con 50.04 por ciento de votación  y sacó al PRI con 82 años de poder.
A seis años, esta vez no logró la misma alianza. Al no contar con el PRD y aliados entonces, el PAN lleva a dos partidos que han sido aliados del PRI últimamente, el Panal y PT, más dos partido locales creados por Moreno Valle.
Así, el PRI, va en alianza solamente con el PVEM. En las elecciones de junio de 2015, para diputados federales, las alianzas de PAN y PRI, lograron un virtual empate.
Los tricolores, que encabeza la senadora Blanca Alcalá
bajo la bandera PRI-PVEM, lograron la mayoría de votantes en la elección de junio de 2015.
Aunque la conducta del voto varía entre elecciones federales y locales, los números registrados dan idea de preferencias, como las de 2015, la mejor “encuesta” disponible, como dicen los expertos.

El PAN logró 480 mil votos, el PRI 516 mil; PRD 82 mil; PVEM 80 mil;
PT 45 mil; MC; Panal, 92; Morena 153.

Si el PRD, de verdad prefiere el voto útil y lo sesga siquiera parcialmente hacia la alianza tricolor, ambas coaliciones,  estarían en un virtual empate,  con entre 630 mil y 645 mil, PAN y PRI respectivamente.

Esto porque, la inconformidad del PRD, ante el fracaso de la alianza esperada quiere apoyar mejor a la candidata priista de Blanca Alcalá que a la alianza encabezada por Acción Nacional.
La presencia del Panal –hechura de La Maestra, Elba Esther Gordillo y que en Puebla tiene a uno de sus “alumnos” en Rafael Moreno Valle- así como la del PT, eterno aliado del PRD, pero ahora aliado del PRI, extraña que no lo sean, ni uno ni otro parte del frente tricolor.

Pero para algunos observadores esto huele a un acuerdo del PRI para dejarle libre el camino al proyecto del gobernador, Rafael Moreno Valle Rosas en esta elección, que apuesta por el alcalde angelino, Antonio Gali.
Moreno Valle confesó recientemente que él está detrás del priista que dejó a su partido en Quintana Roo, Carlos Joaquín, que ahora irá en alianza de PAN-PRD.
¿Por qué en Puebla no se dio esta y sí en Quintana Roo? ¿Esto alimenta la teoría de que hay acuerdo del PRI de dejar a un lado Puebla a cambio de ganar sin trabas en Quintana Roo?
Cochinito de Rafa por más de $50 mil millones  

La ventaja del Rafael Moreno Valle de ayer (el 2010 de las alianzas PAN-PRD exitosas Oaxaca, Sinaloa y Puebla) y la desventaja del de hoy, es abismal. El despilfarro, que significó entre 50 mil y 100 mil millones de pesos desviados o “desaparecidos”.

Las votaciones de una sucesión estatal –como las federales- suelen calificar al gober saliente, no sólo al candidato venidero y su partido o alianzas.
De cerca de tres cuartos de billón de pesos que manejo en su caso completo sexenio Rafael Moreno Valle, no cuadran con las obras y programas ejecutados, según la Auditoría Superior de la Federación, que registra mil y una trapacerías.
Manlio Fabio Beltrones señaló a Javier Duarte como el gobernador priista que su propio partido le pide rendir cuentas. Pero ahora aclara no está menos hundido en el descrédito el poblano panista.
De no haber un arreglo cupular, PRI y PAN tendrá en Puebla una disputa sin “tapado” o favorito sin rival.
Así que si Duarte está “votando” con su conducta para que gane el PAN a su partido, el PRI, en Puebla, Rafael Moreno valle apuesta por el PRI en su sucesión de este año.

Blanca Alcalá, negra por fuego amigo

La candidata del tricolor a suceder en Puebla a Moreno Valle, Blanca Alcalá, ex alcaldesa angelina, compite contra el alcalde angelino, Antonio Gali, bajo fuego amigo, contra el poder estatal del presidenciable Rafael Moreno Valle Rosas y siete “independientes”, sin contar el eterno machismo, según creen sus seguidores.

Los independientes son cinco hombres y dos mujeres, varios de ellos, operadores de Moreno Valle: una expanista, un experredista, un académico de 79 años de edad, un sindicalizado de Telmex, un transportista, un extrabajador del gobierno estatal y una abogada.
Entre los de más peligro destaca Ana Teresa Aranda Orozco: 26 años en el PAN. Terminaron al tomar el control panista Martha Erika Alonso, esposa del gobernador poblano hace cuatro meses…Ana Teresa perdió la interna en 2010 (que gano Moreno Valle). Ella fue titular de la Sedesol y del DIF en el sexenio de Vicente (2000-2006).

Figura Ricardo Jiménez Hernández relacionado con Fernando Manzanilla Prieto, cuñado del gobernador (laboró con él entre 2012-13 en la Secretaría General de Gobierno (SGG)…En tanto, Leodegario Pozos Vergara, El Tigre de la Sierra, su “fuerza”  es copiarle en todo a Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.
A Blanca Alcalá, la priista, l
e han levantado ámpula sus propios compañeros de partido y esta negra de coraje. No le perdonan haya usado un helicóptero para arrancar su precampaña. Lo malo es que el transporte es propiedad de Ricardo Urzúa, mismo que aspiraba a ser el nuevo dirigente del PRI poblano, propuesto por ella. El nombramiento se congeló, de momento, al menos.

Analizan el perfil de Urzúa: Obvio,  precandidata del PRI a la minigubernatura fue balconeada mientras abordaba un helicóptero en su primera gira de precampaña después de que en su arranque criticara los viajes aéreos del gobernador, Rafael Moreno Valle.
Desde la semana pasada se tenía contemplado un cambio en la presidencia estatal del PRI, pues Ricardo Urzúa contaba con la bendición de la dirigencia nacional para suplir a Isabel Allende Cano.
Lo cierto es que a pesar de fuego amigo así, Blanca podría recibir el voto útil del PRD, convertido en fiel de la balanza.

Arde Oaxaca

En Oaxaca salieron a relucir hasta el gas lacrimógeno como arma para defender o imponer candidaturas al interior del PRD. La escuela de la CNTE brotó en el seno del  sol azteca.

Si algo le faltaba es otro episodio de desunión que ya “expulsó” a su mejor carta, y se impuso a la peor, la del “gobernador”, Gabino Cué. Se impuso a su candidato, contra encuestas.

Pero hay quienes alegan es que se salvó de un “narcocandidato” a Oaxaca, como ven sus malquerientes a Robles.

Eso sintetiza lo que fue el VIII Consejo Estatal Pleno Electivo, que se definió por José Antonio Estefan Garfias.
La designación fue entre gritos de “fraude” y bombas de gas lacrimógeno que produjo pánico y obligó a la policía a poner orden.

Como si algo le faltara al PRD, que quedó en cuarto lugar en elecciones federales de 2015, incluso por debajo de Morena por 5% de votos.

Un grupo desconocido reventó la reunión de ley con bombas de gas hacia los consejeros que votarían por el gallo del sol azteca en pos de la gubernatura.

Gritos de “fraude” coronaron la votación

El Consejo Electoral del PRD aprobó entre gritos de “fraude” el dictamen para la elección de candidato a gobernador. El presidente de la mesa, Raymundo Carmona Laredo ordeno a los escrutadores el conteo y este resultó  con 166 votos a favor y 45 en contra.

Los consejeros de Benjamín Robles Montoya, que así pedía la partida, desataron una protesta digna de una cantina de barrio.

A la sesión  asistieron 243 con derecho a votar. Los 162  votos que necesitaba el ganador, no se dieron por Robles, que solo obtuvo 85.


Oaxaca, en la bolsa del PRI

Oaxaca, así, se ve recuperable para el partido del Presidente Peña y Beltrones, tras del ostracismo en que lo dejó la alianza PAN-PRD de 2010.
En Oaxaca el PRI logró imponerse en junio de 2015 para elegir once diputados federales.
Ese se sentir es obvio, inducido por el repudio que se ganó la alianza que encabezó Gabino Cué para gobernador en 2010 a Oaxaca, como títere de la violencia llamada CNTE.
Al someterle con la estrategia dirigida desde la Segob de Miguel Ángel Osorio Chong, las elecciones de 2015, que estaban “prohibidas” por los maestros convertido casi en guerrilla, vino el voto de castigo al desgobierno estatal.
En junio hubo elecciones, a pesar de intenciones de sabotaje y el PRI recuperó el terreno perdido. Logró  7 de las once diputaciones, con 4 para el PRD. Aunque Morena tuvo más votación y es segunda fuerza, no logró juntar votos para ganar un solo distrito en juego.
Si a eso se agrega que la alianza PRD-PAN pensaba explotar el voto anti PRI, ahora resulta que el partido de Andrés Manuel López Obrador resulta un gran aliado al tricolor. Led arrebató la mayoría de votos que tendría el voto anti PRI en junio reciente.
Si esto se refleja –como creen los expertos- en 2016, dentro de cien días, el ex director del Infonavit, Alejandro Murat llegará en carro de hacienda ante las urnas.

La ecuación de la lógica electoral se ve que más bien para el PRI y puede empujar a la victoria con  holgura.
Ya ni la alianza que buscó AMLO con los maestros disidentes de la sección 22, le subiría el rating, puesto que le dijeron que con él “ni a la esquina”.
El PAN es cuarta fuerza con apenas 10% de votos y su esperanza ya no es tanto ganar, sino desaparecer.
El candidato de PRD-PAN que esperaban fuera Benjamín Robles se cayó y con él, la última esperanza.
Oaxaca no será voto a tres tajos.  El tricolor va con Alejandro Murat, hijo del ex gobernador, José Murat, cuyo grupo de poder, parece el más fuerte de los tres que se disputaron –dentro del mismo PRI- la sucesión estatal, como siempre.
No se cree que Morena, que va con Salomón Jara, logre ni siquiera ser un peligro. Más bien, el PRI debe agradecerle su papel, visto su 14 por ciento de votos en  2015, cuando no ganó un solo distrito, pero ahora se ganará la simparía del partido de Murat.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here