Inicio CDMX D.F. Línea 12 lista a mover 500 mil viajeros diarios, en sus 20...

Línea 12 lista a mover 500 mil viajeros diarios, en sus 20 estaciones

El DF completa 224 kilómetros de metro subterráneo, superficial y aéreo Tláhuac y Mixcoac, del este al oeste en el sur capitalino, en 40 minutos Borrón y cuenta nueva a desastre de Ebrard; “no hay pruebas: MAM

637
0
Foto especial

De la redacción

CD de México, 20 de noviembre/15 (agencia acento)

Antes de que termine noviembre, reanudará servicio en sus 20 estaciones –reconstruidos tramos de 12 de ellas, con fallas- en la Línea 12 del Metro, que une a Tláhuac con Mixcoac (del sudeste al sudoeste) capitalino.

Se reabrirá todas las estaciones que permanecían cerradas desde el 11 de marzo de 2014, en reparación. En un borrón y cuenta nueva, sin culpables, como son los usos y costumbres en el país, de los culpables, nadie sabe, nadie supo, ni quieren hablar.

Del desastre que provocó la corrupción, impericia e irresponsabilidad del entonces Jefe de Gobierno

(2006-2012), Marcelo Ebrard, autoexiliado en París hoy, se encargó Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de borrarle toda culpa. No hay ni investigación, ni menos, orden de arresto o arraigo.

Como se recordará la obra cumbre de Ebrard, la “línea Dorada”, atorada, se construyó para celebrar el 200 aniversario de la independencia de México y el centenario de su revolución, por eso el mote de dorada, pero fracasó, con retrasos. La obra, no sólo se llevó el doble de tiempo, sino el triple de costos, no todos comprobados.

Inaugurada aún con fallas, la Línea Dorada fue parada en 12 de sus 20 estaciones, que ahora reanudan servicio, el 30 del presente, para cumplir la promesa de Mancera, forzadamente.

Hace tres semanas se dio la reapertura de cinco estaciones de las  que permanecían cerradas.

La red de 20 kilómetros –la doce, más otras dos que se definen con letras y no números- correrá por una de las zonas menos pobladas y por ello, la 12 es la tercera línea con menos viajeros, mientras en las demás, hay sobresaturación.

Revientan al Metro, el doble y hasta el triple de pasajeros, formando una muchedumbre, impaciente, desesperada, atrapada en el único medio para ir a la escuela, el trabajo, el mercado y demás necesidades de traslados.

Extrañas razones hicieron construir la línea 12 en donde hay menos demanda.

La falta de un plan del metro a largo alcanza –por ejemplo sexenal o decenal- y millones se quedan atrapados en las estaciones, en calidad de sardinas, ocupando cada milímetro de los pasillos y zonas de acceso, sobre todo en las “horas pico” que ahora apenas se distingue de los tiempos “normales”.

El transporte ha sido el coco del DF en el último medio siglo, máxime que los gobiernos que llegaron desde finales del siglo pasado, no construyeron un metro de metro y esta es la primera línea que es obra de un gobierno no priista.

La capital mexicana tiene 225 kilómetros de redes del Metro, con trenes de ruedas neumáticas, salvo la 12 y la Línea B, de rueda sólida.

 Imprevisión e historial de tropiezos

Inicialmente el proyecto consideró 23 estaciones: Tláhuac, Tlaltenco, Zapotitlán, Francisco Villa, Olivos, Tezonco, Periférico Oriente, Calle 11, La Virgen, ESIME Culhuacán, Canal Nacional, Ganaderos, Del Paso, Mexicaltzingo, Vía Láctea, Sur 69, Ermita, Eje Central, Parque de los Venados, Zapata, 20 de noviembre, Insurgentes Sur y Mixcoac.

Por falta de previsión, hubo inconformidad de vecinos en la ruta trazada y se eliminaron tres: Vía Láctea y Ganaderos ante inconformidad del Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Axomulco.

El trazo de más de 24 km (cuatro para operaciones de talleres) fue modificado: 2.8 km son en modo superficial, 12 km en viaducto elevado, 2.8 km en cajón subterráneo y 7.8 km en túnel profundo.

En lo que parece un  adelantado regalo de Navidad a la capital, la Línea Dorada ya no será atorada; un cambio crucial que gozará la ciudad atrapada, sin transporte suficiente, salvo de tercera, como ocurre, verá que los autobuses del gobierno del DF –no los concesionados- los de la llamada Rutas de Transporte Popular, retomarán el servicio con cientos de unidades. Estas habían dado servicio en el tramo  afectado de Tláhuac.

La capital seguirá en espera de un cambio de mentalidad, para no viajar en calidad de sardinas, en los 50 millones de subidas y bajadas, como si los viajeros fueran presos que van a sus trabajos forzados.

La capital, que figura entre las cinco más pobladas del mundo, merece algo mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here