Inicio D.F. Mujeres encarceladas sufren abandono de sus familias

Mujeres encarceladas sufren abandono de sus familias

68
0
Compartir
Mujeres tras las rejas y el dolor de ser madres

 

*  El 80 por ciento de las presas en cárceles de la CDMX,  sufren el abandono de sus familiares y amigos; mil 547  cumplen sentencias, lo que representa  el 5.10 por ciento de la población total privada de su libertad en las cárceles de la capital del país

 

Por BLAS A. BUENDÍA

Especial para Expediente Ultra

Sin importar su nacionalidad y a pesar de que la mayoría tiene Kárdex en el que están registradas las personas autorizadas para visitarlas, el 80 por ciento de las mujeres que están privadas de su libertad en los Centros Femeniles de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla y Tepepan, están abandonadas por sus familiares y amigos, reveló Rebeca Peralta León, vicepresidenta de la Comisión Especial de Reclusorios de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la legisladora precisó que “es fácil darse cuenta de que las mujeres en reclusión están olvidadas por sus esposos, hijos, padres, hermanos y amigos, porque los días de visita a los reclusorios de la Ciudad de México se pueden observar largas filas para entrar a ver a los hombres, mientras que son escasas las personas que entran a las dos cárceles de mujeres”.

Reportó que 1,547 mujeres están cumpliendo sentencias en las prisiones de la capital del país, lo que representa el 5.10 por ciento de la población total privada de su libertad en el sistema penitenciario de la Ciudad de México, que al día 7 de marzo de 2017 reportaba un total de 30,304 hombres y mujeres.

Consideró que el Día Internacional de la Mujer no sólo debe ser una fecha para conmemorar, sino para trabajar realmente en proyectos y políticas públicas diferenciadas para garantizar condiciones de vida dignas para ese sector de la población que cometió algún delito y ahora “tiene que pasar sus días encarcelada”.

“Cada mujer cumpliendo sentencia tiene su propia historia, está desprotegida por sus familias, muchas están en la cárcel porque afuera mató al esposo que la golpeaba y maltrataba, que sufrió violencia sexual, que robó para alimentar a sus hijos y a sus padres, que vendió droga por amar a una persona, que estaba desempleada y fue engañada y obligada a delinquir para ganarse unos pesos”, aseveró.

La diputada Rebeca Peralta comentó que existen casos de mujeres que roban por hambre, “porque están desempleadas y necesitan llevar de comer a sus hijos; hay casos que por robar una sopa instantánea o algunos otros alimentos, que no llegan a los 50 pesos, están presas”.

Precisó que de acuerdo con cifras de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de las 1,547 mujeres presas en Santa Martha Acatitla y Tepepan, 385 están por robo calificado, 6 por robo simple, 26 por lesiones, 291 por homicidio, 154 por delitos contra la salud, 121 por delitos sexuales, 300 por privación ilegal de la libertad, 21 por uso de armas de fuego y explosivos, 33 por delincuencia organizada, 44 por extorsión y 166 por delitos diversos.

Comentó que existen avances para mejorar las condiciones de vida de la mujer como es el caso de que ya no existe la sobrepoblación en los centros destinados para ellas. Desde diversas secretarías, las mujeres han recibido respaldo para recibir programas sociales que permitan su mejor reinserción social, tal es el caso de Bebé Seguro, el Seguro de Desempleo, Tú puedes con tu negocio, canastas nutricionales, entre otros, agregó.

En el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla actualmente hay de 1,346 presas cuando su capacidad es para una población de 1,608 personas, mientras que en  Centro Femenil de Reinserción Social de Tepepan hay 201 cuando la capacidad instalada en para albergar a 389 mujeres.

Ante este sombrío panorama, solo resta advertir la existencia de un infierno carcelario femenino en su más dramática expresión en México.