Inicio Columnas FRAUDE EN LAS FIRMAS DE LA REVOCACIÓN

FRAUDE EN LAS FIRMAS DE LA REVOCACIÓN

164
0

Pascal Beltrán del Río

Ciudadanos que han consultado el micrositio creado por el Instituto Nacional Electoral (INE) para revisar su inclusión entre los firmantes que convocaron a la consulta de revocación del mandato descubrieron que ahí aparecen contra su voluntad.

Entrevisté a dos de ellos la semana pasada, los abogados Jorge Pérez Vilet, de San Luis Potosí, y Alexis Saucedo, del Edomex. Lo que ambos me relataron, en Imagen Radio, debiera ser motivo de preocupación. Alegan que sus claves de elector fueron extraídas, luego de que la compartieron con servidores públicos. En el caso de Pérez Vilet, la sospecha es que esto sucedió a la hora de irse a vacunar contra covid. En el de Saucedo, la hipótesis es que el robo de su información ocurrió cuando acudió de hacer un trámite en Ecatepec.

Me enteré de estas situaciones, mediante Twitter, donde ambos ciudadanos colocaron sendas imágenes del micrositio del INE que dan cuenta de su inclusión en la lista, junto con el dato de que su firma fue supuestamente recabada por la promotora Gabriela Georgina Jiménez Godoy, presidenta de una asociación civil llamada Que Siga la Democracia.PUBLICIDAD

El nombre de ella y su organización aparecieron en medios el 9 de diciembre pasado cuando llegó un camión con 261 cajas que, según ella, contenían un millón de formatos firmados avalando la realización de la consulta. El 15 de diciembre, el colega Carlos Loret de Mola reveló en su columna que Jiménez Godoy había sido tan cercana al expresidente Felipe Calderón que éste fue testigo de honor de su boda.

Ya a bordo de la nave del nuevo oficialismo, fue candidata a diputada federal por Morena, en el distrito 3 de la Ciudad de México (Azcapotzalco), y, aunque recibió su constancia de mayoría, el triunfo le fue retirado por impugnaciones que presentó su contrincante, la panista Wendy González Urrutia, por una serie de mapachadas electorales.

Originalmente el INE había dispuesto que sólo valieran los apoyos a la consulta de revocación registradas por una aplicación digital, pero el oficialismo presionó y logró que también fueran consideradas las emitidas en formato de papel.

PUBLICIDAD

Hasta principios de este año, el INE había detectado más de medio millón de firmas irregulares entre las que recibió de promotores previamente registrados, como personas muertas y encarceladas, pero ahora han aparecido –entre las firmas válidas– ciudadanos, como Pérez Vilet y Saucedo, que aseguran nunca haber firmado. Sería importante que el INE mostrara los formatos que se usaron para supuestamente recabar las firmas de éstas y otras personas que han denunciado a través de las redes sociales su inclusión en la lista.

Pérez Vilet y Saucedo dijeron que acudirán a instancias legales para que se retiren sus nombres y se sancione a la promotora Jiménez Godoy, quien no ha respondido públicamente al señalamiento. Después de que sus casos fueron publicados, ambos descubrieron que personas de su entorno familiar están en la misma situación: una prima de Pérez Vilet, a quien éste se encontró en la fila de las vacunas, y los padres de Saucedo. Estos casos deben aclararse antes de que cierre el periodo de revisión de firmas. Es indispensable saber si el fraude y la vulneración de datos personales que se realizó en el caso de estos dos ciudadanos y otros que han denunciado hechos semejantes en las redes sociales fue algo testimonial o generalizado.

BUSCAPIÉS

* Hoy cumple un siglo de vida el expresidente Luis Echeverría Álvarez. De los 64 hombres que, desde 1824, han ocupado formalmente la Presidencia de la República y concluyeron su encargo, 58 ya fallecieron. La edad promedio que tenían al momento de morir era de 65 años y siete meses.

*Ningún otro expresidente ha llegado a los 100 años de edad. Quien más se acercó a ese número fue Pedro Lascuráin, el llamado “presidente efímero”, quien murió a los 96. Sólo diez de los 58 ya fallecidos vivieron ocho décadas o más. Echeverría lleva poco más de 45 años como expresidente. Sólo lo supera Emilio Portes Gil, quien vivió 48 años después de su encargo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here