Inicio CDMX D.F. Mafia Cubana busca el control en calles del Centro Histórico

Mafia Cubana busca el control en calles del Centro Histórico

Graciela Coronel trajo de la isla a gente como Leidy Sarahí García y Cadel Martínez Mendoza, quienes sin demostrar su residencia legal en el país, han sembrado el terror entre los ambulantes a quienes, a punta de pistola, extorsionan y golpean, con la complacencia de las autoridades; ahora van por el control total del Centro Histórico buscando desplazar a la legendaria líder y ex diputada local, ampliando sus actividades delictivas al cobro de piso y el secuestro

1820
0
Alejandra Barrios, en peligro su liderazgo

 

En abierto reto a Alejandra Barrios

Por Ricardo Arellano

Fotos Especiales

De nueva cuenta, grupos interesados en desestabilizar a la Asociación Legítima Cívica Comercial que encabeza Alejandra Barrios Richard, extorsionan, amenazan, golpean, roban y secuestran a vendedores ambulantes quienes laboran en el perímetro de las calles de Baja California e Insurgentes hasta Paseo de la Reforma, lo mismos que en Calzada de Tlalpan y Centro Histórico. Esto con el fin de que los comerciantes de la vía pública crean que es la ex candidata a la Delegación Cuauhtémoc quien orquesta este tipo de acciones.

EXP ULTRA SEP 20159Este grupo de personas originarias de la Isla caribeña de Cuba es encabezado por Leidy Sarahí García, quien se ha visto involucrada en dos asesinatos de los cuales ha sacado provecho; la mujer que se convirtió en lugarteniente de Graciela Coronel Barrios, hija de la emblemática líder de ambulantes, le vendió la idea de que es la sucesora natural de su madre, y llegó el momento de iniciar su derrocamiento.

Este comando de cubanos, de acuerdo a informes recabados por Expediente Ultra, circula diariamente por las diversas calles del Distrito Federal en motonetas y portando armas de grueso calibre. Es sabido que la líder de esta mafia es una buena tiradora debido a que frecuenta un stand de tiro para afinar su puntería.

El primer intento de desestabilizar la agrupación de comerciantes fue cuando a Alejandra Barrios se le acusó de un asesinato del que nunca se comprobó su responsabilidad y por el cual estuvo encarcelada dos años. Más tarde se supo que quienes fraguaron esta acción fueron Dolores Padierna, María Rosete e incluso Marcelo Ebrard, entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, quien fue avisado con tiempo del enfrentamiento que se dio en las calles de Argentina, pero a pesar de la advertencia los elementos bajo sus órdenes brillaron por su ausencia.

En esta nueva  aventura de intentar apropiarse de  la Asociación Legítima le acompañan a Graciela Coronel, el titular de Semovi, Héctor Serrano Cortés, quien desde su anterior

Marcelo solapó a los extranjeros
Marcelo solapó a los extranjeros

cargo como Secretario de Gobierno, avaló, por su cercanía con Coronel, los desmanes de Leidy Sarahí García. Otro de los protectores de dicha mujer, es el delegado en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, a quien frecuentaba en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal cuando éste era diputado local. Es por ello que se acrecienta el temor no sólo de ambulantes sino de los habitantes de la GAM por la fuerza y presencia que pueda llegar a tener esta mafia caribeña en dicha demarcación con la complicidad y luz verde de Lobo.

PISTOLEROS DE CUBA, CUBA…

Y aunque Graciela Coronel se ha encargado de difundir que tal mafia no existe, debido a los  inocultables y comprometedores nexos que tiene con sus integrantes, la impunidad con que opera hablan de la protección de algunas autoridades ya que por cierto, sus integrantes habitan de manera irregular en un inmueble de las calles de Delicias número 5, sin que nadie los moleste. En este edificio, que primeramente fue invadido por el líder de los vagoneros, Alejandro Casaval Flores “El Tuercas”, Coronel Barrios le dio “machetazo a caballo de espadas” pues a los pocos días de que los paracaidistas de Casaval tomaron posesión, la también líder de ambulantes movilizó a sus peligrosos cubanos para sacarlo con toda su gente, quedándose con esa finca, siendo apoyada  para tal fin por funcionarios del GDF.

EXP ULTRA SEP 201510Es importante señalar que elementos de la SSPDF infiltrados en diversas organizaciones, como la de Barrios, detectaron desde 2012 la presencia de los cubanos en diversos ilícitos efectuados en la capital del país. En los mismos ya no sólo se cuentan las extorsiones a los ambulantes pues se presume que han diversificado su giro delincuencial a la venta de droga, cobro de piso y hasta secuestros contra algunos comerciantes establecidos de las zonas donde operan.

Los ambulantes  ubicados dentro de la llamada Glorieta de Chilpancingo, ponen el dedo en la llaga al dejar en claro que, paulatinamente pero con pasos seguros,  la Mafia Cubana  ha empezado a rebasar “por la derecha” a Graciela Coronel pues han iniciado, por cuenta propia, las extorsiones y cobros a espaldas de la dirigente quien, un día y otro también,  asegura que no existe tal grupo en su afán por ser descubierta del padrinazgo que ha otorgado a este grupo delincuencial que ha cobrado una inusitada fuerza.

Los denunciantes corroboraron  que varios de estos sujetos de alta peligrosidad, comandados por Leidy Sarahí,  viven en la Calle de Delicias número cinco, el predio ya antes mencionado que fue invadido por el famoso líder de vagoneros de la Línea 1 del Metro, Casaval Flores “El Tuercas”, actualmente recluido en el Reclusorio Oriente. Tal es el grado de peligrosidad y violencia de la Mafia Cubana que las huestes de “El Tuercas”, que son un hueso duro de roer,  debieron ceder el inmueble a Graciela Coronel, más por las malas que por las buenas. De esa magnitud se las gastan los miembros del brazo armado de la Coronel, que ahora, en el mayor de los sigilos, comienzan a desplazarla.

Es importante señalar que aprovechando su relación con Héctor Serrano, Coronel Barrios desplazó a “El Tuercas”, hoy sentenciado por secuestro y extorsión para quedarse con el espacio de Delicias; por cierto, es importante recordar que  el hoy titular de Movilidad fue exhibido en un canal de televisión por el apoyo que dio a Graciela.

Quien también conoce a la líder de los cubanos es el hoy delegado en Gustavo A. Madero, Víctor Hugo Lobo, a quien Leidy Sarahí iba a visitar al recinto de Donceles y Allende cuando este era diputado local y quien le dio protección.

CON PERMISO PARA RAFAGUEAR

Recuerdan los aterrados denunciantes que en cierta ocasión Leidy Sarahí y sus secuaces  se emborrachaban a altas horas de la noche en la esquina de López y Delicias y ya con una alta intoxicación etílica,  empezaron a disparar armas de fuego lo que motivó  que los alarmados vecinos solicitaran la presencia de la fuerza pública; sin embargo, al tratar de detenerlos la cubana se identificó ante la policía  como “hermana” de Coronel Barrios,  quien minutos después llegó al lugar de los hechos para hacer una llamada al entonces Secretario de Gobierno para que los dejaran libres, lo cual sucedió. Y asunto arreglado, la impunidad brilló en todo su esplendor nocturno.EXP ULTRA SEP 201511 - copia

De nada valieron las imágenes registradas en las cámaras del C-4, ubicadas en esa esquina referida. Graciela Coronel demostró que en la Ciudad con Capital Social, la ley se aplica selectivamente: a los fregados les cae todo su peso, pero a los influyentes y mafiosos no se les molesta en lo absoluto.

La aseveración de que no existe la Mafia Cubana, se le cae a la hija de la ex diputada local, Alejandra Barrios,  debido a que elementos infiltrados comprobaron que los ex habitantes de la Isla extorsionan y golpean  a quien no le entra con ellos. Métodos nunca aplicados por la aún dirigente de la Asociación Cívica de Comerciantes, la que en el reverso de la moneda, se ha ganado el respeto y el afecto de sus agremiados.

La Procuraduría del D.F., tiene claros indicios del caso ya que sus agentes dedicados a los servicios de inteligencia, desde el 2012, todavía en el gobierno de Marcelo Ebrard, llevaron a cabo durante varias semanas, e incluso meses, una investigación sobre los líderes del comercio ambulante, representantes de los delegados y agremiados en calles del perímetro “B”  del Centro Histórico.

Las pesquisas se centraron especialmente en “Cadel”, Alberto Martínez Mendoza, El Cubano de 24 años, aproximadamente, ciudadano de La Habana, quien llegó a la colonia Centro desde hace más de cuatro o cinco años. Según datos recabados por los policías de inteligencia, Martínez Mendoza arribó procedente  de la isla caribeña acompañado de Graciela Coronel Barrios.

Algunos de los policías que intervinieron en la investigación de la Mafia Cubana que delinque y extorsiona y cuyos integrantes sirven como   presuntos golpeadores a favor de Coronel Barrios fue el denominado Grupo Tequihuas, cuyos agentes operan vestidos de civil e infiltrados en acciones relevantes y también llevan análisis de crisis y son parte de la estructura de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF), de acuerdo con lo señalado por mandos policiales que pidieron el anonimato.

En el 2012 sucedieron algunos hechos ilustrativos que fueron registrados en varias notas informativas de los diversos medios de comunicación: Minutos antes de las 15:30, hora del enfrentamiento entre ambulantes y fuerza pública en el Eje Central, policías encubiertos comenzaron a videograbar a Graciela Barrios y a sus agremiados para tener registro de la forma de actuar y constatar la presencia de extranjeros golpeadores dentro de ese gremio de comerciantes ambulantes.

En uno de los videos a los que tuvo acceso el diario Excélsior se observa a Cadel Martínez, vestido de bermudas de mezclilla, playera negra con una franja color mostaza, en el momento en que comienza a incitar a ambulantes para enfrentar a la fuerza pública.

También aparece otro de los agremiados de Barrios, “El Lechugas”, quien se lleva la mano a la cintura donde aparenta portar un arma de fuego. Segundos más tarde aparece vestida de pantalón negro y sudadera color morado, Graciela Barrios, minutos más tarde se desbordan los ánimos concluyendo en una batalla campal en la que fueron detenidas 32 personas, entre ellas, Graciela Barrios.

Cadel fue capturado dentro de la trifulca y llevado a la Agencia 50 del Ministerio Público, eso según algunas versiones. Otros testimonios de ambulantes dicen que El Cubano llegó a la Agencia 50 a preguntar el estatus jurídico de su líder, Coronel Barrios, y fue entonces identificado y detenido.

INMIGRACIÓN SE CRUZA DE BRAZOS

El entonces procurador capitalino, José Luis Rodríguez Almeida, confirmó que en la riña en Eje Central participaron personas de nacionalidad cubana, dos de las cuales están detenidas y se investiga su situación migratoria.

Afirmó que fueron presentadas 32 personas ante el MP por agresiones a agentes y alteración del orden: 26 son adultos y seis adolescentes. “Tenemos varias personas de nacionalidad cubana, vamos a verificar con Migración. Otra persona más de nacionalidad española, vamos a ver si hay entre los detenidos más nacionalidades”, expuso tras participar con el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, en una ceremonia con adultos mayores.

Rodríguez Almeida detalló que las investigaciones se siguen sólo por los hechos ocurridos en el Eje Central, cuando policías intentaron liberar el espacio público, y no por el parentesco o vínculo político de los comerciantes con alguna persona o partido. “La investigación es por lo que cometieron y no por lo que son. Hubo agresión contra los policías”, puntualizó.

En la nota de Excelsior se precisaba que desde el 23 de enero de ese año, una investigación daba cuenta de los testimonios recabados por meses entre ambulantes y comerciantes que se quejaban del incremento de la violencia y de las extorsiones por parte de presuntos golpeadores de origen cubano pertenecientes  al gremio de Graciela Coronel Barrios.

EXP ULTRA SEP 201511
Los nuevos dueños del Centro Histórico

Según los denunciantes, se hablaba entonces de una célula integrada por tres o cuatro personas extranjeras, entre las que destaca un cubano que no superaba los 30 años de edad. Detallaban que los probables responsables eran de complexión atlética, piel clara, con ropa de marca, y que el sujeto en cuestión iba acompañado al menos por otros tres presuntos golpeadores y un grupo de mujeres. Era el llamado “Cubano Guapo”.

“Por algo le dicen así. Se viste como los regetoneros, con ropa entallada, lentes de moda y camisas brillosas, además lo acompañan unos hombres, va con una mujer cubana que también es muy guapa, son muy rudos porque lo mismo rentan los espacios que cobran hasta porque algún desconocido camine por estas calles”, había comentado Andrés, comerciante de la zona.

Otros ambulantes protagonizaron peleas directas con Cadel Martínez y su grupo al no querer pagar una cuota. A uno lo golpearon como un primer mensaje de continuar con la negativa de no entregar una “cuota de 500 pesos semanales”, les irá peor, le advirtieron.  “Llegó así, de huevos, y me dijo: ‘me tienes que pagar, socio, por el simple hecho de caminar por aquí para llevar las entregas de tus tacos y van a ser 500’, lo mandé al carajo, pero me brilló el fierro (se refiere a una pistola), me acalambré y después vinieron los fregadazos”, expuso Ricardo encargado de una taquería.

Hoy la PGJDF determinará la situación jurídica de los 32 detenidos, entre ellos Coronel Barrios y Cadel Martínez. Rodríguez Almeida dijo: la ley no se negocia, registraba hasta aquí la nota del matutino.

GRACIELA VA POR EL TRONO DE SU MADRE

Como es sabido, Graciela Coronel recuperó su libertad y volvió a operar en sus cotos de poder en las calles de la ciudad de México. Pero ahora, parece que su antes brazo armado va tomando distancia de su mano protectora,  y como otros tantos grupos delincuenciales que operan a la sombra de cárteles como La Familia, Michoacana, Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), busca independizarse no importándole en sus proyectos inmediatos confrontar a su antes jefa,  con Alejandra Barrios Richard, su progenitora a la que Coronel  debe respeto no sólo los vínculos de sangre sino porque fue ella la fundadora de la organización más poderosa de ambulantes del Centro Histórico y a quien, lo acepte o no, debe todo.

Y aunque Graciela Coronel insista en negar lo inocultable, Leidy Sarahí y Cadel, empiezan a brillar con luz propia al grado de que si bien le han vendido la idea de entronizarla como jefa absoluta del ambulantaje en el Centro Histórico, desplazando a Alejandro Barrios, su madre, ellos como jefes de la poderosa Mafia Cuba, van por su independencia como grupo delincuencial. Su presencia ya no pasa desapercibida, si acaso para los mandos corruptos y funcionarios cómplices que les han brindado protección. La lucha por el control de las calles en el centro de la Ciudad de México, apenas comienza…

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here